Discrepancias por aumento del 6% del PBI en presupuesto de educación


Discrepancias por aumento del 6% del PBI en presupuesto de educación
MINEDU DICE QUE SE DEBEN BUSCAR RECURSOS DE FORMA VIABLE. HOY ANALIZAN CONSTITUCIONALIDAD DE LA NORMA DEL CONGRESO. SUTEP EXIGE SU CUMPLIMIENTO: Sigue la controversia. Luego de que el pleno del Congreso aprobara en segunda votación la reforma constitucional que establece el presupuesto del sector Educación en no menos del 6% del Producto Bruto Interno (PBI), el Ejecutivo y expertos reconocen la necesidad de incrementar los recursos, pero no respaldan la forma como se pretendería hacerlo. El Sutep, en cambio, saluda dicha medida y exige su implementación.

Este dictamen, que modifica el artículo 16 de la Carta Magna referido al fortalecimiento del sector Educación, tuvo 94 votos a favor el último sábado.

El titular del Ministerio de Educación (Minedu), Ricardo Cuenca, señaló que si bien resulta necesario obtener más presupuesto, lo que se debería evaluar es cómo lograrlo de manera viable. "Hay que buscar salidas para alcanzar el mayor presupuesto con el dinero (que hay)", dijo al portal lamula.pe.

Añadió que esta reforma constitucional aprobada por el Parlamento será parte de la agenda prevista para hoy por el Ejecutivo, donde, además, se analizará si es constitucional.

En esa línea, la premier Violeta Bermúdez consideró que plantear un porcentaje "sin tener en cuenta el presupuesto real del Estado es no pensar que hay otras prioridades ahora".

De forma progresiva

En la actualidad, el presupuesto del sector representa el 3.8% del PBI, lo cual asciende a 31 mil millones de soles.

Cuenca refirió que, a nivel técnico, lo que determina de manera efectiva la inversión en educación tiene que ver con el porcentaje del presupuesto público más que con el PBI, cuya medida es muy variable y su implementación en otros países se ha dado de forma "simbólica". "Si el PBI cae, la cifra también va a caer. Tiene que ver con presión tributaria, fiscalidad". Agregó que un mejor criterio sería basarse en el gasto por alumno.

En julio pasado, cuando se aprobó en primera votación, el MEF dijo que esta modificación en lugar de aportar era un "obstáculo" a la reforma educativa y, en una situación de pandemia, afectaba el presupuesto público. Recordó que el Congreso no tiene iniciativa de gasto.

Por su parte, el exviceministro de Educación Flavio Figallo también considera positivo aumentar presupuesto, pero, dice, el problema en este caso es que se trataría de una medida populista, ya que es inviable a nivel económico, tributario y de planificación para hacer efectiva la disposición de recursos. "Se crean expectativas que no se van a satisfacer y dejan un conjunto de conflictos para el futuro. Todo esto depende de cuánto dinero se recauda. La educación no puede depender de algo que varía (como el PBI). Necesita políticas de mediano y largo plazo", señaló el experto.

En esa línea, el titular del Minedu indicó que dicha reforma debería tener un "proceso de progresión" para que, a partir de ello, se cuente con una meta. "Lo que hay que hacer es sentarnos nuevamente y tener un acuerdo de cómo alcanzamos esto".

Por su parte, el Sutep se mostró a favor de la reforma, la cual consideran necesaria para afrontar problemas en infraestructura, capacitación y remuneración. "Es de cumplimiento obligatorio para los poderes del Estado. Si no lo ejecutan, es una infracción constitucional", indicó su dirigente Lucio Castro.

No están de acuerdo con la "progresión" planteada por el Minedu. "Es imperativo, constitucional y no vulnera las atribuciones del Congreso. Este último no fija montos, sino porcentajes". Lo calificó como un logro histórico de su gremio.

Claves

Si el Ejecutivo no está de acuerdo con dicha reforma constitucional, podría acudir al Tribunal Constitucional.

En el 2002, el Acuerdo Nacional fijó que el presupuesto del sector alcance de manera gradual un monto equivalente al 6% del PBI.





Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

Con tecnología de Blogger.