¿Qué hacemos para tener mejores maestros? (Wilder Pari) www.larepublica.pe


¿Qué hacemos para tener mejores maestros? (Wilder Pari) www.larepublica.pe

La educación escolar está en la cola. De los maestros depende que el nivel mejore. Eso está sujeto a la mejora en sueldos, capacitaciones y disposición para mejorar su desempeño en el aula: Los maestros son clave en la formación de los escolares. Sin buenos profesores no hay garantía de buenos alumnos. Según el gerente regional de Educación, Guido Rospigliosi, el aprendizaje logrado por el escolar depende de la capacidad y la llegada de su maestro de aula.

El Ministerio de Educación hizo una evaluación a escolares de 2do de primaria y 2do de secundaria hace dos años. Arequipa quedó relegada en comparación a las performances de Moquegua y Tacna. Este indicador a priori abre la inquietud sobre el papel de los maestros arequipeños en este logro: noveno en matemáticas y cuarto en comprensión de lectura no dan margen para celebrar.

Rospigliosi califica el desempeño de los educadores mistianos como aceptable, aunque admite que no se llega al 70% de alumnos con nivel satisfactorio en las áreas evaluadas.

El investigador del grupo Corpaidos, Alfredo Aguilar, elige un indicador más exigente: los resultados de la prueba PISA. En ese examen los estudiantes peruanos de 15 años quedaron en el puesto 64 (de 70 países). Cifras de alarma.

Reparten culpas

Los dirigentes de los sindicatos del magisterio no aceptan responsabilidades del bajo nivel educativo. Tanto Luis Soto del Sutep como Luis Deza del Suter lo atribuyen a otros factores. Dicen, por ejemplo, que los estudiantes llegan al colegio con problemas, de familias desintegradas y sin recursos. No es culpa del maestro. Además agregan que el sector está mal atendido. Los maestros ganan poco y ante esa precariedad salarial se dedican a otros oficios, descuidando sus actividades pedagógicas.

Piden subvención

La última investigación de Corpaidos señala que la capacitación docente es baja en comparación a otros países. En promedio, cada profesor tiene 60 horas de formación al año. En Chile son 180 horas, en Colombia 170 y en Ecuador 140. Los sindicatos piden que el Estado subvencione este proceso.

"El profesor peruano estira mucho la mano y aporta poco. Es alguien que espera que el gobierno le pueda surtir de todo y eso es mala costumbre", asevera Aguilar.

Los dirigentes del Sutep y Suter indican que solo exigen el cumplimiento de la Ley General de Educación; esta obliga al Estado a garantizar un programa de formación y capacitación permanente.

El director de la escuela de Educación de la Universidad San Pablo, Jorge Pacheco, considera que la capacitación cubre brechas en la formación de pregrado. Recuerda que en los ochenta hubo una pésima formación docente, sobre todo en institutos tecnológicos.

Para el decano de la facultad de Educación de la Unsa, Ernesto Cuadros, la capacitación debe recaer en el Estado y no darle campo libre a otras instituciones orientadas al lucro.

Luis Soto estima que una maestría valorizada en promedio en 3500 soles es inalcanzable para la mayoría de docentes.

El piso salarial de los educadores estatales por 30 horas de trabajo semanales equivale a S/ 2000 (609 dólares). Según Aguilar, el sueldo en las escuelas privadas bordea los 1500 soles. A excepción de Colombia, en otros países sudamericanos se paga más. Argentina con 612 dólares, Brasil 737 dólares, Ecuador 817 dólares y Chile 1377 dólares.

No a exámenes

Sin embargo, los profesores, mediante pruebas de ascenso, pueden acceder a otras siete escalas salariales. El tope es de 5600 soles (1279 dólares).

El gerente de Educación, Guido Rospigliosi, indica que existen profesores que por mediocridad no rinden exámenes para mejorar sus sueldos y siguen bien tranquilos en su escala. Este 15 de julio, se rendirá un nuevo concurso. De los 13243 docentes en el sistema público de la región, 6711 rendirán el concurso para ascensos y acceso a cargos de directores y subdirectores.

Guido Rospigliosi también criticó la posición gremial hacia la Evaluación de Desempeño Docente. En 2017, se aplicó a 266 docentes de nivel inicial en Arequipa y solo desaprobó una maestra, quien no rindió la prueba. Rospigliosi descartó que sea un instrumento para despidos, porque los desaprobados pueden ser evaluados dos veces más.

"Ojalá los alumnos tuvieran ese tipo de oportunidades, más aún porque son personas en formación", cuestiona Rospigliosi.

"Los maestros queremos ser evaluados para ascender de escala, mas no para ser despedidos del cargo", enfatiza Luis Deza para reafirmar su rechazo a la Evaluación de Desempeño Docente.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.