HUAYCOLORO: Al día siguiente. La tragedia continúa y amenaza regresar [VIDEO - FOTO]


HUAYCOLORO: Al día siguiente. La tragedia continúa y amenaza regresar [VIDEO - FOTO]

EL DRAMA DE QUIENES LO PERDIERON TODO POR DESBORDE DEL RÍO: Drama, angustia y desolación es lo que se puede encontrar entre los moradores de la zona adyacente al río Huaycoloro, a la altura de Campoy, San Juan de Lurigancho, donde el desborde de sus aguas arrasó con sus pertenencias e, incluso, con el producto de su trabajo de años.

De la noche a la mañana unas 15 familias se quedaron prácticamente sin nada; las aguas del Huaycoloro no perdonaron nada, ni siquiera un colchón en el que pudieran pasar la noche.

El reclamo es comprensible. Todos señalan a las autoridades municipales como las responsables, porque -dicen- son incapaces de actuar rápidamente y solo llegan para tomarse fotos y no para ensuciarse los zapatos.

Susy León, propietaria de un inmueble construido con madera, muy cerca del Huaycoloro, descalza y con el agua hasta los rodillas narra el drama que está viviendo. Una máquina para lavar plásticos con la que su familia trabajaba para sostenerse se encuentra totalmente arruinada. Los 20,000 dólares que costó quedaron hundidos en el agua y con ello su medio de subsistencia.

Igual suerte corrió su modesto automóvil, cubierto por el lodo y el agua. Varias personas hicieron un gran esfuerzo para tratar de rescatarlo y ayudar a la infortunada mujer.


Los daños materiales son grandes pero lo que ahora les preocupa sobremanera es la posibilidad de que el lodo y el agua se conviertan en un foco infeccioso. Por eso reclaman que las autoridades los auxilien con una máquina succionadora para retirar el agua y comenzar a reconstruir sus vidas.

Hay muchos niños que cuidar y ellos no pueden mantenerse en un ambiente con tanta humedad y con los bichos que seguro el calor traerá y por eso urge la presencia de las autoridades.

León denunció que, al ingresar la maquinaría de la Municipalidad de San Juan de Lurigancho al Huaycoloro para descolmatarlo, aplanó esa parte del cauce y cuando se retiró no volvió a cubrir ese lugar. Es por allí donde se desbordó el río y arrasó con su propiedad.

"Ellos (los trabajadores de la municipalidad) debieron cubrir esa zona que aplanaron con desmonte, pero no lo hicieron y por allí entró el agua", contó.

A medida que pasan las horas y el calor se hace más intenso, el barro se va endureciendo y los enseres atrapados en el fango se hacen más difíciles de rescatar, por eso el pedido de que venga pronto la maquinaria pesada fue unánime en este punto conocido como la parcela "Don Pepe".

LA PRENSA INFORMA:





Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.