PANDORA PAPERS: Congregación católica creó una estructura «offshore» para ocultar más de 290 millones de dólares en Paraísos Fiscales


PANDORA PAPERS: Congregación católica creó una estructura «offshore» para ocultar más de 290 millones de dólares en Paraísos Fiscales
CONOCE LA MILLONARIA RED DE LOS LEGIONARIOS DE CRISTO EN UN PARAÍSO FISCAL: La congregación religiosa creó una estructura "offshore' con 295 millones de dólares en activos mientras el Vaticano investigaba la opacidad de sus cuentas. Los "Papeles de Pandora' contradicen a la Legión, que había asegurado que ya no contaba con ese tipo de arquitectura financiera

Los Legionarios de Cristo no acostumbran a hablar de dinero. Dentro de esta congregación católica, una de las más ricas del mundo, son pocos lo que conocen la dimensión de su imperio económico. Los Papeles de Pandora, la última filtración a la que ha tenido acceso el Consorcio Internacional de Periodismo de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), abren una ventana a las finanzas del cielo: las altas esferas de la orden religiosa han desplegado en la última década una opaca red de fideicomisos y empresas subsidiarias que opera desde un paraíso fiscal sin dejar rastro de quién está detrás. Sacerdotes y empresarios cercanos a la institución crearon entre 2010 y 2011 un intrincado esquema que en pocos años acumuló más de 295 millones de dólares en activos con inversiones en sectores como el inmobiliario, el tecnológico o el petrolero. La Legión admite haber creado parte de la estructura para "recibir donaciones", pero rechaza tener control sobre los fideicomisos utilizados para invertir en una treintena de empresas.

La millonaria estructura financiera fue creada durante la intervención del Vaticano hace una década. Los escándalos por abuso sexual y la opacidad de las finanzas de los Legionarios de Cristo habían estado macerándose durante años como un cóctel explosivo que finalmente había estallado. Los titulares de los periódicos de todo el mundo se acumulaban por decenas. Tenían que limpiar la casa y, en julio de 2010, el papa Benedicto XVI inició una investigación. El elegido para la misión fue el cardenal Velasio de Paolis, entonces responsable de las finanzas vaticanas y hombre de confianza del Pontífice. Debía sanear la congregación y poner en orden un enorme patrimonio económico. El proceso duró dos años y medio, y el informe final prometía la renovación de la institución. Los Papeles de Pandora revelan ahora cómo, mientras presumían de tener la casa limpia, montaron un esquema para absorber dinero a través de tres fideicomisos en Nueva Zelanda. Un destino regular para aquellos que buscan evadir impuestos sobre la riqueza.






Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

Con tecnología de Blogger.