UNI EN EL BICENTENARIO: La investigación científica debe ser en beneficio de la sociedad


UNI EN EL BICENTENARIO: La investigación científica debe ser en beneficio de la sociedad
LA UNI LIDERA EL RANKING NACIONAL DE PATENTES DE INVENCIÓN Y TIENE 181 INVESTIGADORES EN EL RENACYT: Telas antivirales y antimicrobianas, ventiladores mecánicos, cascos de alto flujo para oxigenar pacientes covid-19, entre otros inventos son los aportes científicos que desarrollaron los investigadores de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) durante la pandemia del covid-19. En este año del Bicentenario de la Independencia del Perú, los proyectos continúan y el doctor Pedro Canales, rector encargado de la UNI, considera que la ingeniería y ciencia están en beneficio de la sociedad.

Desde que se fundó la UNI con el nombre de Escuela Especial de Ingenieros Civiles y de Minas en 1876, su principal misión es la formación de ingenieros, científicos y arquitectos de gran calidad profesional. En entrevista con la Agencia Andina, el rector Pedro Canales, matemático formado en las aulas de la UNI, enfatiza el valioso aporte de la ciencia y la investigación a la sociedad.

"Considero que la mayoría de investigaciones debería culminar con un producto que beneficie a la sociedad, a parte de la publicación en revistas científicas indizadas. Eso es lo que debe primar," resalta el Dr. Pedro Canales, quien tiene a su cargo la universidad por tres meses.

Para la máxima autoridad de la UNI, la investigación científica tiene dos etapas: en el primer nivel están los proyectos que generan nuevos conocimientos y luego pasa una segunda etapa que es la aplicación de estos resultados.

"Lo puede hacer el mismo investigador u otras áreas afines. Lo importante es que los conocimientos no se duerman. Hay que sacarle provecho al máximo y que queden abiertos para futuras aplicaciones en beneficio social," afirma Canales.

Ciencia en beneficio de la sociedad

Un ejemplo es el proyecto de las telas antivirales y antimicrobianas, liderado por el Dr. José Solis, que en este momento se encuentra a poco de iniciar la producción industrial. Esta innovación consiste en usar la misma técnica para el teñido de las telas y, en lugar de emplear los colorantes, se utiliza una solución de sal de cobre, optimizando el proceso.

El invento ha sido registrado y cuenta con una patente de invención otorgada por la Dirección de Invenciones y Nuevas Tecnologías (DIN) del Indecopi en el 2020.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

Con tecnología de Blogger.