Investigadores peruanos desarrollan concentrador de oxígeno de bajo costo para pacientes graves con el Covid-19



Investigadores peruanos desarrollan concentrador de oxígeno de bajo costo para pacientes graves con el Covid-19

EL EQUIPO MÉDICO TAMBIÉN PODRÁ FUNCIONAR CON ENERGÍA SOLAR: Ante la falta de oxígeno para los pacientes graves con covid-19, investigadores peruanos están desarrollando un equipo concentrador y suministrador de oxígeno medicinal autosustentable. Con este novedoso equipo médico buscan contribuir en el abastecimiento de este elemento esencial para salvar vidas.

Este proyecto resultó ganador de la segunda convocatoria del concurso Proyectos Especiales: Modalidad Necesidades Emergentes al COVID-19, organizado por Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec), y cuenta con un financiamiento de 200, 000 soles.

En diálogo con la Agencia Andina, Juan Francisco Canchumani, líder del proyecto e investigador de ALDALAB PERÚ, empresa privada que trabaja en alianza con el equipo de científicos, explica que este concentrador de oxígeno extrae el aire del medio ambiente, lo transforma en oxígeno medicinal y permite que el paciente pueda respirar adecuadamente, recuperándose de manera temprana y evitando que muchos lleguen a las unidades de cuidados intensivos (UCI).

"Como sabemos el aire que respiramos está constituido por el 78% de nitrógeno, el 21% de oxígeno y el 1% restante de gases como el argón, dióxido de carbono y otros. Como nuestro interés principal es el oxígeno, para obtenerlo usamos las tecnologías PSA (Pressure Swing Adsorption) y VSA (Vacuum Swing Adsorption) que significan 'adsorción por oscilación de presión' y 'adsorción por oscilación al vacío', respectivamente", señala el investigador, quien tiene estudios en ingeniería electrónica.

Para ello, se usan tamices moleculares especiales a los cuales se le suministra presión y, debido a las características fisicoquímicas del tamiz de zeolita, se logra separar los gases de nitrógeno y oxígeno, en un sistema de válvulas sincronizadas y minuciosamente comandadas por un sistema electrónico con el cual se obtiene el oxígeno requerido.

Eficaz y autosustentable

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el uso de los concentradores de oxígeno representa una estrategia viable y eficaz para la administración de oxigenoterapia (que consiste en suministrar este oxígeno en concentraciones adecuadas para que el paciente pueda recuperarse), especialmente cuando los cilindros de oxígeno y los sistemas de gases medicinales entubados son inapropiados o el abastecimiento es insuficiente.

Además, la diferencia con el balón de oxígeno convencional es que este proporciona un flujo de oxígeno limitado, por eso la necesidad de recargarlos continuamente, mientras que el concentrador proporciona un flujo ilimitado y con un alto nivel de concentración. El Ministerio de Salud puso como requisito que tenga un 93% de pureza.

Con el método que los investigadores proponen su objetivo es lograr un nivel de concentración de oxígeno mayor a 90% y con un flujo de 5-15L/min.

Otra de las principales ventajas de este equipo es que sería autosustentable.La mayoría de equipamiento es importado y funciona con electricidad, mientras que esta propuesta no necesitará únicamente de la energía eléctrica para funcionar, también lo podrá hacer gracias a la energía solar.

"Como estamos principalmente interesados en que este equipo llegue a las zonas rurales con condiciones climáticas variadas, y muchas veces donde los centros médicos primarios no cuentan con un flujo constante de energía, optamos por un sistema con la opción de trabajar de manera alternativa con una fuente de energía renovable solar", añade.

Si bien el uso de este equipo será principalmente en ambientes intrahospitalarios, también se buscará que el concentrador de oxígeno sea móvil, de fácil transporte y de fácil acoplamiento de sus partes.

Con respecto al precio, los investigadores todavía no tienen definido el costo de este dispositivo médico, pues se encuentra en pleno desarrollo, pero aseguran que será lo más económico posible y accesible para la población.

Hecho en Perú

"En este momento estamos finalizando la etapa de desarrollo del prototipo. Luego ingresamos a la etapa de validaciones técnicas y clínicas. Nos interesa terminarlo pronto para que los peruanos que lo necesiten tengan acceso a este equipo", señala el investigador.

Una vez validado, el reto es que este equipo médico sea fabricado en el Perú para ello ya cuentan con el interés de la empresa privada. Una de ellas es ALDALAB PERU S.A.C, dedicada a la venta de equipos biomédicos.

"Esta empresa, junto a su representante Segundo Alejandro Sánchez Sánchez, nos abrió las puertas para participar en este concurso y acogernos como investigadores en el desarrollo de esta nueva tecnología. Luego de poner a trámite los registros en las entidades correspondientes que son indispensables para poder reproducirlos, se buscará las estrategias y acuerdos para poder fabricar de manera masiva estos equipos", refiere Canchumani.

Los materiales para su fabricación sí se pueden encontrar en el mercado local. Sin embargo, existen algunos elementos que requieren importarse. En su opinión, con una debida capacitación y en instalaciones adecuadas que cumplan las normativas de seguridad, se puede ensamblar perfectamente.

Tiempo de duración

El investigador estima que el tiempo de duración de este concentrador de oxígeno será de 10 años si se cumplen todas las previsiones y los mantenimientos preventivos.

"El mantenimiento puede realizarse por un personal adecuadamente capacitado, y consiste en los cambios de filtros y limpieza de manera periódica. Se requiere un mantenimiento preventivo por un personal especializado cada 3 o 6 meses, el cual verifica y calibra el grado de concentración y flujo adecuado, según las especificaciones técnicas del equipo", agrega.

En un plazo máximo de tres meses los investigadores deberán tener listo este equipo médico.

"Como parte de las validaciones técnicas, lo que viene ahora es poner a prueba estos equipos en un ambiente de temperaturas muy bajas para que puedan funcionar correctamente en zonas como Puno, por ejemplo", finaliza.

El equipo multidisciplinario está integrado por el tecnólogo médico Diego Parraga para las validaciones técnicas de equipos biomédicos; el médico Risof Solis para la evaluación clínica del efecto del oxígeno en la fisiología de los pacientes; el biólogo Jimmy Dulanto para investigación del efecto del oxígeno en el sistema inmunitario humano; el ingeniero Fernando Marca para la fabricación de partes y piezas; y el licenciado en Marketing y Publicidad D'Paolo Portocarrero que mantiene un rol administrativo en el proyecto.

También se sumaron al proyecto los colaboradores José Francisco, Milton César e Isaac Canchumani, Karina Wendy Rivera y Gianzeth Carguaz.

Hace unos días el Poder Ejecutivo oficializó la ley que declara de urgente interés nacional y necesidad pública la promoción, elaboración, envasado, almacenamiento, distribución y abastecimiento del oxígeno medicinal.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.