Revelan nuevas irregularidades en examen de ascensos en la Contraloría General de la República



Revelan nuevas irregularidades en examen de ascensos en la Contraloría General de la República

Plagio en la evaluación psicotécnica provocó que en febrero pasado se anularan la evaluaciones de ascensos de auditores en la Contraloría General de la República: Desde las 8 de la mañana de este domingo, la Contraloría General de la República llevó a cabo el examen de ascensos de auditores en la Escuela Nacional de Control, evaluación a la que se presentaron cerca de 1500 aspirantes.

La prueba se tomó por segunda vez este año, pues meses atrás, tras una denuncia de un auditor, la misma Contraloría decidió anularla por completo.

La historia de la prueba anulada comienza, de acuerdo a un reportaje de Cuarto Poder emitido este domingo, con una irregularidad señalada por el auditor Walter Grados Aliaga, conocido por ya antes plantear denuncias que condujeron a la destitución por parte del Congreso del excontralor Edgar Alarcón.

La denuncia de Grados Aliaga se concentró en la prueba psicotécnica del proceso de evaluación. En síntesis, Grados Aliaga preguntaba al actual contralor, Nelson Shack, por qué si la prueba había sido virtual, ¿circulaban hojas con el examen?

El proveedor

Parte del examen de ascensos de los auditores está compuesta por la evaluación psicotécnica. La Contraloría, para esto, contrató a un proveedor que le proporcionara una prueba de dichas características en un software virtual.

Luego de la convocatoria, la institución que dirige Nelson Shack contrató a la empresa Analysis and Consulting EIRL, propiedad del psicólogo Christiam Gamarra Tejeda, de 34 años.

Gamarra Tejeda y su empresa, entonces, fueron los encargados de elaborar el examen psicotécnico que la Contraloría tomó a sus auditores el pasado 23 de febrero, y el cual, posteriormente, fue anulado junto a las demás pruebas en su totalidad.

Auditoría Interna

Tras la denuncia del auditor Grados Aliaga, la oficina de Auditoría Interna elevó un documento al contralor Nelson Shack sobre el examen psicotécnico.

Es así que el 7 de marzo, Shack recibe el Memorándum 203 y un informe sobre los problemas detectados en el concurso de ascensos.

Justamente en esos documentos, Auditoría Interna aborda las irregularidades vinculadas a la empresa A y C Analysis and Consulting EIRL, del psicólogo Gamarra Tejeda.

Las bases de la Contraloría para contratar a un proveedor del examen psicotécnico exigían que este sea un psicólogo titulado con cinco años de experiencia brindando servicios de diseño y elaboración de software para evaluaciones masivas.

Gamarra Tejeda, como apunta Cuarto Poder, tiene poco más de cinco años como proveedor de la Contraloría, y se había titulado recién medio año antes de proveer el examen psicotécnico a la institución que dirige Nelson Shack.

Además, el psicólogo presentó, al momento de postularse como aspirante a proveedor del examen psicotécnico, una constancia que señala que tiene 7 años de experiencia, de 2010 a 2017.

Sin embargo, dicha experiencia la consigna en su propia empresa, con un documento firmado por él mismo en calidad de gerente titular, según señala Cuarto Poder.

Lo llamativo es que, como apunta el mencionado dominical, Analysis and Consulting EIRL fue constituida como empresa el 2012 y no el 2010. Asimismo, se subraya que la empresa estuvo inactiva por un tiempo, pues reinició sus actividades ante la Sunat un mes antes de que se tomara el examen que fue anulado.

El examen plagiado

Pese a todos los detalles anteriores, el hecho determinante para la anulación de la prueba de ascensos ocurrió el 26 de marzo pasado, cuando la Contraloría publicó los resultados de la evaluación.

Ese día, desde España, la directora general de la empresa de publicaciones y evaluaciones TEA Ediciones, Milagros Antón López, envió una carta al contralor Shack advirtiéndole que tomaría "las acciones legales pertinentes para impedir aquellas reproducciones o plagios ilegales del BAT-7 que se cometan y afecten la totalidad de la prueba o cualquiera de sus partes".

Lo que ocurrió fue que la empresa española descubrió que el examen que vendió la empresa de Gamarra Tejeda a la Contraloría, era una copia del "BAT-7" de la firma ibérica.

"¿He suspendido ese proceso? Sí. ¿Por qué? Porque nos ha llegado una denuncia que la hemos verificado, de que el sistema que se ha usado para verificar las pruebas psicotécnicas no ha respetado los derechos de autor", señaló el contralor Shack a Cuarto Poder.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.