MARCO CARRASCO: Conoce al Peruano que terminó en la Universidad San Marcos, pasó por La Sorbona y ahora estudia en Harvard



MARCO CARRASCO: Conoce al Peruano que terminó en la Universidad San Marcos, pasó por La Sorbona y ahora estudia en Harvard

Para Marco Carrasco no hay imposibles. El año pasado ganó una beca para estudiar una maestría en la Universidad de Harvard. Si bien el costo educativo estaba cubierto al 100%, le faltaba dinero para sus gastos de vivienda, pasajes y alimentación. Tuvo que pasar un año para reunir el presupuesto y en julio próximo viajará a los Estados Unidos para cumplir uno de sus mayores sueños.

"El costo total de la maestría es de aproximadamente 116 mil dólares. Al principio me dieron medio beca, luego la beca completa que se renueva por un año. Allí tenía cubierto todo el tema educativo y el seguro de salud. El otro reto era conseguir el dinero para vivir allá, que no es poco" explica a la Agencia Andina, Marco Carrasco, economista de 28 años y egresado de la Universidad San Marcos.

Precisamente fue en las aulas de esta universidad pública que aprendió a esforzarse y a no rendirse tan fácilmente. Marco Carrasco, hijo de un médico y una enfermera, pudo comprobar el gran esfuerzo que hacen sus compañeros para poder postular a este tipo de becas, por ejemplo, para dar los exámenes internacionales o aprender el inglés, muchos lo tienen que hacer de manera autodidacta, porque no tienen suficiente dinero para pagar una academia.

Siguiendo ese ejemplo, él no se amilanó y comenzó a buscar apoyo en casi todos los medios de comunicación, su historia fue admirada por muchos y sirvió de motivación para los jóvenes peruanos. Sin embargo, el tiempo corría y debía reunir el dinero que le faltaba, una de las facilidades que le dio la universidad es la reserva de su vacante por un año.

Empezó ahorrar mientras laboraba en el Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social (MIDIS), es allí donde llega la oportunidad de presentarse a un crédito educativo que da Servir, a través de su programa Reto Excelencia, a los empleados del sector público.

"Es un crédito beca, uno postula como si fuera a un banco, pero cuando regresa al Perú tiene que trabajar para el sector público y te lo va condonando. Si trabajas un año se va pagando un 25%, dos años el 50% y así sucesivamente. Yo no recibo nada del dinero, estando allá Servir me deposita mensualmente para vivir. Es una buena opción para los chicos de universidades públicas", señala Carrasco, quien estará fuera de nuestro país por dos años estudiando una maestría en Administración Pública y Desarrollo Internacional.

Con ese préstamo y más lo que pudo ahorrar, ya tiene todo listo para emprender su viaje y empezar a estudiar en una de las mejores universidades del mundo. Sin embargo, no quería marcharse sin dar un mensaje de motivación a sus compañeros sanmarquinos y a los jóvenes que estudian en las universidades públicas, donde el tema económico muchas veces parece ser un obstáculo.

"Para nosotros el financiamiento es una obligación, tenemos que conseguirlo sí o sí. Estoy seguro de que con un pequeño empuje se van a animar más jóvenes a postular. Hay maneras de poder lograrlo, algunos por el tema económico lo dudan, a ellos les digo que no se limiten, el potencial lo tienen y siempre hay puertas que se pueden tocar", señala Carrasco quien también se graduó en el primer puesto de su maestría de investigación en Economía y Gestión en la Universidad La Sorbona de París.

Por más peruanos en Harvard

Estudiar en las mejores universidades del mundo, ya no es algo lejano ni mucho menos imposible, un ejemplo de ello es este joven sanmarquino, quien reconoce que ahora hay más posibilidades de estudiar en el exterior, gracias a los programas de becas que hay en el país como Pronabec o Servir.

"Este año por primera vez hay gente de universidades públicas que se están yendo a universidades extranjeras muy buenas, cosa que antes no pasaba y eso me alegra. Calculo que son ocho los peruanos que estudiarán en Harvard este año, somos más que Brasil o México", cuenta entusiasmado el estudiante, mientras sostiene en sus manos los documentos que certifican su admisión a la prestigiosa universidad.

Una vez cumplida su meta, el becario tiene claro que regresará al Perú. A su juicio, un becario tiene el deber de aportar al desarrollo de su patria y apoyar a su familia siempre. Ahora solo queda agradecer a todas las personas que lo apoyaron, porque como bien dice: todo esto ha sido posible gracias a la suma de muchos esfuerzos.





Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.