Seis consejos para promover la igualdad desde las aulas


Seis consejos para promover la igualdad desde las aulas

El incremento de la violencia y las desigualdades contra la mujer nos lleva a pensar cuáles son los sectores que necesitamos reforzar para revertir esta realidad. Uno de ellos es la educación, principal herramienta que promueve el cambio social y que abarca una etapa fundamental en la vida donde se forman los valores y el carácter de las personas.

Para lograr este objetivo es importante la participación activa de los docentes, orientando y educando a los estudiantes en aspectos claves para una educación que promueva el respeto y la igualdad hacia las mujeres.

Por ello, Juana Muñoz Sánchez, coordinadora de Departamento de Psicopedagogía y Psicóloga del colegio Abraham Lincoln, comparte 6 valiosos consejos que pueden ser aplicados desde las aulas para cumplir este objetivo.

1. Educar la igualdad desde todas las asignaturas
Todas las materias que se imparten en la escuela pueden servir para fomentar la igualdad. Indicar la creación de grupos entre hombres y mujeres de forma equitativa para los trabajos académicos o promover la participación por igual son buenas prácticas. Así mismo, la idea errada sobre el niño fuerte y la niña delicada no debe ser fomentada ni respaldada por los docentes.

2. Promover la distribución equitativa de las actividades y deportes
Es común designar actividades o deportes que han sido adoptados por la sociedad como "exclusivos" para cada género. Es así que las niñas sólo deben limpiar, ordenar o jugar vóley, mientras que los niños cargan objetos pesados y juegan futbol. Por esta razón se debe promover la distribución equitativa de actividades y organizar la creación de equipos de ambos sexos en los deportes.

3. Fomentar la participación de las niñas en las elecciones escolares
Según ONU Mujeres el promedio de parlamentarias mujeres en Latinoamérica es de un 28,1%. Por ello, es importante impulsar la participación de las niñas y adolescentes en política y una buena oportunidad serían las elecciones escolares.

4. Promover el debate sobre los estereotipos
Vivimos en una sociedad llena de estereotipos sobre cómo deben ser, tanto de forma física como sicológica, los hombres y las mujeres. En este contexto se debe abrir un debate constante desde las aulas para pensar a dónde nos llevan estos prejuicios y pensar en cómo contribuir al cambio.

5. Concienciar sobre las consecuencias de la violencia a la mujer en la sociedad
Además de los daños físicos y sicológicos que causa la violencia en los que la sufren o presencian, existen consecuencias para la sociedad como la obstaculización de la reducción de la pobreza ya que no se integra a la mujer en el proceso de desarrollo. Así mismo, es probable que las personas que hayan vivido en este ambiente lleguen a ser víctimas o maltratadores al crecer, creando un círculo que se repite.

6. La participación activa de los padres
La familia es un importante pilar en la formación de los estudiantes. Si no se da un buen ejemplo en casa o no se pone en práctica lo enseñado no se tendrán resultados. Por ello, hay que mostrar que ambos pueden realizar las mismas actividades y que es bueno turnarse en los quehaceres del hogar.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.