Lucha por el poder de fujimoristas, traban Proyecto de Ley en beneficio de docentes


Lucha por el poder de fujimoristas, traban Proyecto de Ley en beneficio de docentes

PUGNAS EN LA BANCADA FUJIMORISTA. Enfrentamientos entre los "Mototaxi" y los "Motito taxi" ponen en peligro proyecto de ley sobre ampliación de los contratos del servicio docente: La cúpula allegada a Keiko Fujimori adoptó medidas de represalia contra los que votaron en abstención para evitar la vacancia de Kuczynski. Tras el indulto, más legisladores se acercan al grupo de disidentes liderado por Kenji.

"Después de la votación que tuvimos, pasó media hora o, exagerando, una hora, y ya nos habían sacado del grupo que teníamos en WhatsApp. Nos sacaron automáticamente, sin decirnos nada".

La parlamentaria Lizbeth Robles forma parte del grupo de nueve congresistas disidentes de Fuerza Popular que votaron en abstención, junto con Kenji Fujimori, para evitar la vacancia del presidente Pedro Pablo Kuczynski.

El relato contado a este diario bien puede graficar el duro golpe que sintió la llamada cúpula de Keiko Fujimori, cuando se les cayó el intento de vacar al mandatario, en la sesión del Pleno de aquel jueves 21 de diciembre.

"Cuando llamo a mis colegas Maritza (García) y Bienvenido (Ramírez), me confirman (que también los habían sacado)", agrega Robles, haciendo referencia al grupo creado en WhatsApp bajo el nombre de "BanKada Fuerza Popular", del cual formaban parte los 71 legisladores fujimoristas.

Similar medida fue adoptada con todos los asesores de los disidentes y, en paralelo, se había decidido congelarles sus proyectos de ley.

Todas las medidas de represalia de la cúpula, sin embargo, quedaron en stand by, tras el indulto otorgado por Kuczynski al ex dictador Alberto Fujimori.

Dos facciones
Ya meses atrás, Kenji Fujimori y los ahora conocidos como los disidentes habían creado en paralelo el grupo "Motito taxi" en WhatsApp, luego de que se hiciera público que Keiko y sus asesores Ana Vega y Pier Figari tenían un grupo en Telegram con una cúpula muy cerrada. Desde entonces, ya se sentía la discriminación.

PROYECTO DE LEY PARA DOCENTES
Lizbeth Robles contó, por ejemplo, que existe un proyecto de ley de su autoría, ya con dictamen, que versa sobre la ampliación de los contratos del servicio docente, pero desde la legislatura pasada simplemente no ingresa al debate del Pleno. La parlamentaria atribuye esto a la negativa de los allegados a Keiko.

Con lo ocurrido el jueves 21, y con el indulto a Fujimori, ya no serían solo nueve los disidentes que optaron por respaldar el liderazgo de Kenji.

Fuentes consultadas en el interior de este grupo adelantaron que Federico Pariona y (Junín) y Wuilian Monterola (Huancavelica) incluso iban a votar en abstención el jueves 21, pero fueron disuadidos al final por Daniel Salaverry.

Ellos dos serían los primeros en sumarse al grupo de Kenji. De hecho, Pariona ya forma parte del grupo "Motito taxi" creado en WhatsApp.

Quienes también optarían por este nuevo bloque son Carlos Domínguez, Yesenia Ponce, Francisco Petrozzi y Carlos Ticlla. La lista podría crecer en los siguientes días.

Los efectos
Las normas vigentes no permiten la creación de una nueva bancada. Desde los disidentes tampoco hay el mínimo interés de optar por esta vía. ¿Qué implicancia tendría entonces la existencia de dos bloques en Fuerza Popular?

Ello se verá en la votación en temas relevantes, como las acusaciones en curso contra los miembros del Tribunal Constitucional y el fiscal de la Nación, Pablo Sánchez.

Lizbeth Robles detalló al diario La República que en la reunión personal que tuvo el miércoles 20 con Alberto Fujimori este le habló de apostar "por la estabilidad del país". Otra fuente consultada del grupo de Kenji explica que ya no apoyarían a la llamada cúpula en su intento de arremeter contra el TC y el fiscal Sánchez.

Se caería el proceso disciplinario
Desde el 25 de diciembre, Héctor Becerril ha guardado absoluto silencio, luego del indulto a Alberto Fujimori. En la víspera había anunciado el inicio de un proceso disciplinario contra los disidentes e incluso les pidió renunciar.

Según se conoció, el legislador Freddy Sarmiento, quien tendría que poner en marcha el proceso sancionatorio, aún no inició nada.

Recién la semana entrante se tomaría una decisión en la reunión de bancada. Tras el indulto, la postura sería ahora solamente pedir a los nueve disidentes que hagan sus descargos y el tema pasaría por alto.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.