Héroes y antihéroes en el país y en la escuela (Teresa Tovar Samanez)


Héroes y antihéroes en el país y en la escuela (Teresa Tovar Samanez)

Las niñas y niños imitan modelos de "héroes" y "antihéroes" según la representación mágico-simbólica que construyen a partir de los cuentos, historietas, películas, deportes, etc. Sus personajes simbólicos son también una representación de la moralidad (los "buenos" y los "malos").

Las páginas de nuestra historia están hoy plagadas de antihéroes, y los adultos se empiezan a preocupar. ¡Qué va a pensar mi hija si todos los presidentes van presos! ¡Qué vergüenza! me decía una joven madre, asustada ante la posibilidad de un descubrimiento de corrupción de PPK.

Yo le repliqué: tiene que enterarse; es doloroso (que existan antihéroes) pero más dramático es que viva en un país donde los corruptos son impunes y nos gobiernan. Y es que por "corrección"o miedo no podemos ocultar a los niños lo negativo que pasa en su país. Además, ellos lo averiguarán por otros medios. Corresponde a la escuela proporcionarles la información objetiva que demandan y requieren, y elementos reflexivos para que disciernan entre lo correcto y lo incorrecto.

La escuela no puede ponerse de costado. Los textos escolares no pueden tener páginas vacías, tienen que decir la verdad: que A. Fujimori y Humala están presos y que Toledo está prófugo, que Alan y Keiko están investigados. Los niños tienen capacidad para asimilar y procesar críticamente esta información. Un estudiante de 6to Primaria, a quien sí le informan en su colegio sobre estos temas, decía. "Todos los presidentes están presos o con orden de captura... han hecho algo malo. Lo que hacen tiene una consecuencia y es que los metan en la cárcel". Ante la constatación de hechos deplorables, este estudiante reafirma principios morales básicos.

Tampoco se puede tergiversar la historia por intereses subalternos, tal como el fujimorismo pretende: modificar los textos escolares para convertir en "héroe" a Alberto Fujimori, hoy preso por corrupción y delitos de lesa humanidad. Además, los procesos formativos deben considerar los modelos axiológicos y éticos que se desarrollan junto a la imaginación de los niños.

Finalmente, los modelos educativos deben inspirar a los alumnos a construir sus propios liderazgos, caminos y alternativas. Las niñas y niños de hoy pueden ser nuestras heroínas y héroes renovados de un mañana distinto.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.