Madre e hija cumplen el sueño de graduarse juntas en un instituto superior público


Madre e hija cumplen el sueño de graduarse juntas en un instituto superior público
Luz y Mirella no solo son madre e hija, son amigas, confidentes, compañeras de clase, y ahora también son las nuevas graduadas del Instituto de Educación Superior Técnico Público (IESTP) Manuel Arévalo Cáceres, ubicado en Los Olivos.

En la ceremonia de graduación realizada en uno de los patios de la dicha institución superior, Luz Espinoza Molina (49) y Mirella Arana Espinoza (26) recibieron sus títulos de profesionales técnicas, que las faculta para desempeñarse en los diferentes campos del ámbito laboral.

Luz, madre de Mirella Arana, se tituló en la carrera de enfermería técnica. Ella confiesa que soñaba con este gran día, y por ello su orgullo y emoción la siente por partida doble. "Siempre hemos estado juntas por todos lados, veníamos al instituto también en el mismo horario. A veces, hemos tenido que llegar hasta con nuestros hijos pequeños a clase, ya que nosotras jamás poníamos excusas para dejar de estudiar y aprender. Ahora, el sueño se hizo realidad", asegura.

Recuerda que a los 35 años estudió geriatría, y ahora, con su nueva carrera técnica anhela trabajar en un hospital. Su vocación por atender a los enfermos la descubrió desde muy niña, ya que durante muchos años cuidó a su madre quien padecía de cáncer al pulmón.

"Elegí esta carrera por mi mamita, ella se enfermaba mucho y me dijeron que no tenía mucho tiempo de vida, así que yo me dediqué a cuidarla. Eso me gustó mucho, ir al hospital, verla y atenderla, así lo hice hasta sus últimos días de vida. Esto me ayudó a descubrir mi vocación", afirmó Luz.

Por su parte, Mirella Arana, recibió su título como profesional técnica de computación e informática. Su pasión es el diseño gráfico, la producción de páginas webs y la programación. Ella anhela trabajar como diseñadora de una marca nacional y elaborar sus logotipos para las campañas publicitarias.

Mirella señala que su madre es "el motor y motivo por el cual terminó de estudiar" y los años que han compartido en las aulas, es una experiencia que jamás olvidará. "Los profesores se sorprendían, lo tomaban con alegría, en educación física pensaban que era mi hermana y eso me hacía sentir orgullosa. Yo le prometí que postularíamos juntas y terminaríamos juntas. Nada fue un impedimento para alcanzar nuestra meta de ser profesionales", señaló.

No hay obstáculos

Luz Espinoza, quién se lucía orgullosa con su título en mano durante la ceremonia de graduación, afirmó que su edad no fue un impedimento para que ella estudie y logre terminar su carrera. Además, espera que, con su grata experiencia como estudiante incentive a muchas madres de familia a matricularse en una carrera técnica para que se inserten con mayor facilidad en el campo laboral.

"Que la edad no sea un límite para estudiar. Yo aconsejo a las señoras que se esfuercen, porque a la larga da sus recompensas. He pasado muchas noches sin dormir, pero he seguido, a veces en los salones me quedaba dormida por el cansancio cuando me preparaba para los exámenes. Ahora me siento feliz, y quiero dedicar este logro a mí madre que me mira desde el cielo", señaló Espinoza.

Nuevos profesionales

Un total de 63 estudiantes se graduaron en el IESTP Manuel Arévalo Cáceres, de los cuáles, 4 pertenecen a la carrera técnica de industria alimentaria, 9 a computación e informática y 50 a enfermería técnica.

Cabe recordar que, en Lima Metropolitana, son 23 institutos superiores públicos a cargo de la Dirección Regional de Educación de Lima Metropolitana (DRELM), que ofrecen más de 30 carreras técnicas para que acceden miles de estudiantes. Algunas de ellas son administración, contabilidad, mecánica automotriz, electrónica industrial, enfermería técnica, metalurgia, entre otras.

Mejoras en infraestructura

Mario Moreno, director del IESTP Manuel Arévalo Cáceres, destacó que su institución acaba de remodelar el tópico de enfermería y la sala de muestras, que será de gran beneficio para que los estudiantes sumen experiencia en la parte práctica, de la carrera técnica.

El nuevo ambiente que acaba de remodelarse y habilitarse, hasta hace unos meses servía de almacén, sin embargo, ahora se ha convertido en una sala quirúrgica (de simulación), para que los estudiantes de enfermería técnica practiquen la atención de los pacientes durante una operación.

A este espacio se le ha colocado un techo de cielo raso y piso de cerámica, trabajo que se realizó entre octubre y diciembre del año pasado. Asimismo, se han implementado camillas y equipos quirúrgicos. "Ellos se van a sentir como en una sala de operaciones, esto hace que adquieran la experiencia necesaria para que se les facilite todo cuando obtengan un puesto de trabajo en los centros de salud", sostuvo Mario Moreno.

Adicionalmente, en el tópico de enfermería también se han renovado 7 computadoras y se han comprado oxímetros y termómetros quirúrgicos.





¿Quieres recibir una alerta al instante cuando se publique información oficial?
Agrega a tu aplicación de TELEGRAM el canal de EDUCACIONENRED.PE noticias y recibe una notificación en tiempo real


Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

Con tecnología de Blogger.