KAREN CALVAY: La Talento de Chiclayo que entró al Estado para ayudar a combatir el COVID-19



KAREN CALVAY: La Talento de Chiclayo que entró al Estado para ayudar a combatir el COVID-19

KAREN CALVAY ESTUDIÓ LA MAESTRÍA EN BIOLOGÍA MOLECULAR EN LA UNIVERSIDAD DE QUEENSLAND, AUSTRALIA, TRAS GANAR LA BECA PRESIDENTE DEL PRONABEC: Una vez que la muestra de un sospechoso por COVID-19 ingresa al Instituto Nacional de Salud (INS) es codificada para ser procesada. Más de veinte profesionales intervendrán para la detección del SARS-CoV-2 mediante una técnica de biología molecular. Buscan la información del virus como si se tratara de encontrar una sola palabra en un libro gigante. "Es un trabajo a mil por hora", comenta Karen Calvay Sánchez, bióloga del Laboratorio de Referencia Nacional de Virus Respiratorios del Centro Nacional de Salud Pública del INS.

¿Es realmente el COVID-19? Sí o no. Entonces, Karen responde esa pregunta, como cuando era niña, en su natal Chiclayo, y había empezado a indagar el porqué de los sucesos o de las enfermedades. "Es como ver más allá de lo que todo mundo puede ver", explica sobre esa vocación que la llevó a realizar la Maestría en Biología Molecular en la Universidad de Queensland, Australia, tras ganar la Beca Presidente de la República, que ofrece el Estado peruano, a través del Programa Nacional de Becas y Crédito Educativo (Pronabec) del Ministerio de Educación.

Es un trabajo de veinticuatro horas y los siete días de la semana. Son profesionales de la salud que se van turnando en grupos de doce horas, pero todo este esfuerzo vale la pena si se trata de salvar vidas. "Es un equipo humano que ha sellado su compromiso y ha puesto por delante su vocación para apoyar a los que lo necesitan", cuenta Karen.

La talento del Pronabec, de 31 años de edad, quien estudió Microbiología y Parasitología en la Universidad Nacional de Trujillo, reconoce a los profesionales que se encuentran detrás de esta gran labor: los que dirigen, los que organizan y los que proporcionan los recursos y las condiciones. "Si una parte falla, no funcionará. Todos estamos integrados, con el fin de vencer al COVID-19", dice.

La beca y la enfermedad de Carrión

Karen Calvay recuerda que en el colegio le enseñaron que Daniel Alcides Carrión es el mártir de la medicina peruana. Él se había inoculado con sangre extraída de un tumor verrucoso de un paciente para contraer la enfermedad denominada verruga peruana y así poder estudiarla. Cuando ella ingresó al INS como practicante, en agosto de 2012, conoció con mayor detalle sobre aquellos males que afectaban a los peruanos, sobre todo a quienes se encuentran en condiciones más vulnerables.

"Me interesé por la enfermedad de Carrión gracias a que oí a la doctora Giovanna Mendoza, responsable del Laboratorio de Metaxénicas Bacterianas del INS. Supe que todavía afecta a personas que viven en condiciones de extrema pobreza. Muchas veces acuden a un centro de salud cuando ya está en riesgo su vida. Por eso, es imprescindible buscar una solución a estos males", enfatiza.

Por esta razón, cuando realizó su posgrado en Australia, como becaria del Estado, se empeñó en ingresar como tesista al Laboratorio UQ Protein Expression Facility. Allí aprendió una tecnología que no había sido aplicada en el Perú para diagnosticar la enfermedad de Carrión: las proteínas recombinantes producidas en células de insecto, un procedimiento de intervención a nivel genético. Regresó al país y también al INS para aplicar lo aprendido.

El proyecto para mejorar el diagnóstico de la enfermedad de Carrión en el Perú tiene el financiamiento del Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica (Concytec). "El paciente ya no tendrá que esperar tanto tiempo para saber si tiene o no la enfermedad y eso ayudará a darle el tratamiento adecuado", explica. La pandemia ha hecho que Karen, así como todo el personal del INS, centre sus esfuerzos en combatir al nuevo coronavirus, pero lo que persiste en ella es su enfoque para ayudar a quien más lo necesita.

"Tengo este compromiso personal con mi trabajo. Quiero que se refleje en las personas que están en condiciones desfavorables", explica. También pone énfasis a la importancia de la ciencia. "En estas situaciones difíciles vemos que la ciencia es una necesidad". Por lo que saludó que en el Perú se haya creado la Beca Mujeres en Ciencia, que inicia inscripciones este 21 de agosto en la página web del Pronabec (www.pronabec.gob.pe) para todas las estudiantes mujeres del quinto de secundaria. Así, muchas otras historias como las de Karen se podrían repetir en beneficio de los más necesitados.

PÁGINA WEB PRONABEC:
www.pronabec.gob.pe




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.