COAR: Colegio de Alto Rendimiento prepara recepción a su primer alumno invidente



COAR: Colegio de Alto Rendimiento prepara recepción a su primer alumno invidente

JHOFRÉ DURAND, DE LA REGIÓN MADRE DE DIOS, ESTUDIARÁ DESDE ESTE AÑO EN UNO DE LOS COLEGIOS DE ALTO RENDIMIENTO DEL MINEDU: "Para tener la luz del mundo, no necesito verla con los ojos", dice Jhofré Durand Chávez (15), el primer estudiante invidente del país en acceder a uno de los Colegios de Alto Rendimiento (COAR) que impulsa el Ministerio de Educación (Minedu), donde recibirá una educación subvencionada por el Estado hasta culminar la secundaria.

Jhofré nació en Puerto Maldonado, provincia de Tambopata, en la región Madre de Dios, y no solo destaca por su capacidad intelectual, sino por una gran vitalidad que lo lleva a buscar nuevas oportunidades de aprendizaje y desarrollo, a pesar de tener una afección visual irreversible.

Era un niño completamente sano y su vida transcurría con normalidad hasta que, cuando tenía dos años de edad, los médicos le diagnosticaron una extraña enfermedad que en poco tiempo afectó por completo su sentido de la vista.

"Un tipo de cáncer me atacó y me dejó ciego de por vida. Prácticamente no recuerdo cómo es la luz, ni los colores; pero no siento que eso sea un problema para mi desarrollo porque aprendí a desenvolverme con total normalidad. Solo tengo problemas para desplazarme con rapidez porque tengo que utilizar un bastón", refiere el nuevo inquilino del COAR de Madre de Dios.

Desde pequeño, destacó por sus altas calificaciones en ciencias y letras gracias a la dedicación de sus padres Walter Durand y Lilia Chávez, quienes siempre le inculcaban el amor por el estudio, para lo cual contaba con audiolibros y materiales educativos en el sistema Braille del Minedu.

Hace un año, cuando estudiaba en la institución educativa emblemática Dos de Mayo, decidió postular al COAR y se sometió a las evaluaciones diferenciadas que aplicó la Dirección Regional de Educación de Madre de Dios. Pasó esas pruebas sin dificultad y ahora estudiará junto a los escolares más sobresalientes de su región.

Su madre, quien lo acompaña en todas sus actividades educativas, fue capacitada por personal de Educación Básica Especial (EBE) del Minedu, pero ahora no podrá seguir a su hijo porque el COAR es un internado. Jhofré tendrá que valerse por sí mismo y recibirá el acompañamiento pedagógico de profesionales y el apoyo del Centro de Recursos de EBE.

El director del COAR Madre de Dios, Dante Escobar, ha diseñado un plan para atender las necesidades de Jhofré con el fin de que continúe con su vida normal y desarrolle todo su potencial durante los años que permanecerá en el referido centro de estudios.

"Los COAR son centros especializados que brindan la mejor educación, otorgan bachillerato internacional y son inclusivos, y contamos con las condiciones y el equipamiento para que nuestros alumnos se desarrollen y descubran todas sus habilidades", refiere.

Jhofré espera con ansias el inicio de las clases en el COAR de su región y cuenta que luego de superar su primer reto, se enfocará en conquistar su próximo desafío: convertirse en un profesional de las Ciencias de la Comunicación o el Derecho.

Estos días, el talentoso estudiante que no se dejó vencer por la pérdida de la vista cumple con el aislamiento social por el coronavirus dispuesto por el Estado y aprovecha el tiempo para leer obras literarias, reforzar sus dotes de orador y soñar con integrar la selección paradeportiva de fútbol.

PÁGINA WEB MINEDU:
www.minedu.gob.pe




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.