Licencia de maternidad podría pasar de 3 a 6 meses en Perú, Chile, Colombia, Ecuador y Bolivia



Licencia de maternidad podría pasar de 3 a 6 meses en Perú, Chile, Colombia, Ecuador y Bolivia

AMPLIACIÓN DE LA LICENCIA SUPONDRÍA PARA LAS EMPRESAS UN COSTO POR REEMPLAZO: Asimismo, el presupuesto de Essalud también se vería afectado por el subsidio que paga a las trabajadoras.

El Parlamento Andino aprobó una propuesta para ampliar el período de maternidad en el Perú, Chile, Colombia, Ecuador y Bolivia. La recomendación por parte de la entidad al Estado peruano parte de la importancia de la presencia de la madre durante los primeros seis meses de vida de los niños así como fortalecer el vínculo afectivo a través de la lactancia.

Así, el órgano comunitario recomienda al Estado peruano-más no es vinculante para efectos de la ley peruana que debe aprobar la ampliación de la licencia a través del congreso- que el período de la licencia de maternidad se amplíe 10 semanas más (de 14 a 24 semanas), incluyendo el pre y post natal.

Otros países, como Chile o Colombia, cuentan actualmente con la licencia de maternidad más larga entre los países que conforman el Parlamento Andino.

COSTOS PARA LAS EMPRESAS

Entre las consecuencias que conlleva ampliar la licencia de maternidad, se encuentran los costos que deberán asumir los empleadores, pero también EsSalud por el pago del subsidio que otorga en el caso de que la trabajadora esté en planilla, explica Cinthya Snaiderman, jefa del área laboral del estudio Arbe Abogados.

Y es que, es esta entidad la que paga las licencias de maternidad a las trabajadoras que son madres. Asimismo, el periodo de lactancia de un año para las trabajadoras implica que se reduzca en una hora diaria la jornada laboral.

"El costo pre y post natal lo paga Essalud, que económicamente está mal y de ampliarse las semanas de licencia, tendría que pagar más de 98 días. No hay un costo directo para el empleador pero sí un costo indirecto por el reemplazo", afirma German Lora, abogado laboralista del estudio Payet.

En esa línea, Jorge Toyama, socio de Vinatea & Toyama, detalla que la licencia vigente no implica reemplazar al trabajador, pero de ampliarse de tres a seis meses, las empresas deberán buscar a un suplente, lo que generará sobrecostos.

"Con una ampliación de la licencia, la necesidad de reemplazar a la trabajadora será evidente y el pago de las gratificaciones no es reembolsable por Essalud, es un costo que asumen las empresas al igual que la CTS", sostiene.

Snaiderman, además, explica que la ampliación del descanso por maternidad puede, en muchos casos, implicar cambios en las funciones de los trabajadores del área.

"La ampliación de la licencia puede conllevar a sobre costos a las empresas, ya que implica tener un reemplazo y en ocasiones movilizar funciones, ya que no siempre el reemplazo tiene las misma condiciones que la persona que esta de descanso", dijo.

Asimismo, la abogada afirma que en el caso de partos múltiples o de niños con discapacidad, la licencia se extiende 30 días adicionales. "Estos días de descanso se consideran como efectivamente laborados para el cómputo de las utilidades", añade.

¿ES VIABLE?

Toyama advierte que en las entrevistas de trabajo, las mujeres muchas veces son consultadas acerca de sus planes familiares futuros y de estar casadas, sobre el número de hijos que tienen y si piensan ampliar la familia en los próximos años. ​Según el abogado, las respuestas a estas preguntas pueden ser decisivas.

"Es lamentable que se hagan este tipo de preguntas a las damas, muchas veces dependerá de su respuesta para ser contratadas. Son preguntas indebidas, que afectan un hecho constitucional de la persona al afectar su libertad y desenvolvimiento familiar", dijo.

Además, Toyama refiere que de darse la ampliación de la licencia, el mercado laboral femenino podría afectarse."La Organización Internacional del Trabajo recomienda 14 semanas como mínimo, subir a 10 semanas más es equipararnos a la ley chilena, habría que ver qué impacto va a tener eso en el desincentivo para contratar a mujeres en las empresas", dijo.

Por otro lado, consultado sobre la viabilidad de la extensión de la licencia en el Perú, el abogado del estudio Payet, afirma que si bien la ampliación puede ser legal, esto va en sentido contrario de lo que busca la ley de igualdad salarial que salió en el 2017 y los propósitos por mejorar la inserción laboral de la mujer en el país.

"No veo ningún impedimento legal para que, de aprobarse por el Congreso, se pueda aumentar las semanas de licencia para las madres. Sin embargo, esto no se alinearía a la igualdad salarial que se busca, ya que generará diferencias entre licencias (la de paternidad y maternidad)", señala.

RETOS POR SUPERAR

​Para el socio de Vinatea & Toyama, el reto se trata de dejar de pensar en la maternidad como una responsabilidad única de la mujer sino en plantearla como una responsabilidad familiar. Por ello, recomienda seguir la experiencia en otros países que cuentan con una licencia escalonada, que permite que el padre o la madre tomen los días de licencia hasta completar todo el periodo según su preferencia.

"El hombre debe compartir la maternidad, en regulaciones avanzadas se da una bolsa de días a los padres y ellos distribuyen la licencia de acuerdo a sus necesidades familiares, muchas veces el padre tiene horarios más flexibles o la esposa puede estar pasando por un año de crecimiento laboral muy bueno", afirma.

Para el socio del estudio Payet, el país continúa generando leyes que endurecen las relación laboral y esto aumento la informalidad.

"Seguimos generando normas y criterios para afectar y hacer más dura la relación laboral en el país. Esto produce que más gente busque huir de la formalización", advierte.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.