Universidad María Auxiliadora de SJL abre guardería para hijos de sus alumnas



Universidad María Auxiliadora de SJL abre guardería para hijos de sus alumnas

Madres cuentan los pesares que vivieron por no dejar solos a sus pequeños y continuar cumpliendo sus metas: Con evidente tranquilidad, Azucena Torres observa cómo su pequeño Carlos juega con sus nuevos amigos. Ahora sabe que su hijo de tres años permanecerá en un lugar seguro y cercano, mientras ella continúa cumpliendo su sueño de ser químico farmacéutica.

Y es que en la Universidad María Auxiliadora (UMA), ubicada en San Juan de Lurigancho, lugar donde Azucena cursa el sexto ciclo de Farmacia y Bioquímica, se inauguró ayer una guardería, una de las primeras en el Perú dentro de un centro de estudios universitarios.

"La guardería surgió por la necesidad de nuestras estudiantes. De nuestros 1.750 alumnos, 300 son mamás de niños menores de tres años. Y de esa población, el 25% necesitaba una ayuda", explica Gladys Morán, gerenta general de la UMA.

Ella también comenta que, en un primer momento, la universidad aprobó que las jóvenes acudieran con sus hijos al salón de clases con tal de que no falten, sobre todo en época de exámenes, pero luego se decidió apostar por la guardería.

Lugar seguro

Hace tres años, Azucena (37) se convirtió en madre de Carlos, un hecho que no significó un motivo para dejar sus estudios. Aunque, recuerda, que no fue fácil. "No tenía a nadie. Yo ya no tengo a mi mamá viva, entonces tuve que dejar a mi bebé muchas veces con mis vecinas".

En ocasiones ella faltó a clases o salió antes de tiempo porque debía llegar a cuidar a su niño. "Otras veces me la pasaba pensando en cómo estaría".

Con la inauguración de la guardería, Azucena se encuentra aliviada, pues solo debe bajar dos pisos para ver a Carlos.

Lucha Aguirre, quien permanece al lado de Azucena, lleva sus separatas de estudio en la manos. "Vamos a tener un examen", cuenta. Ella también estudia Farmacia y Bioquímica y recuerda que muchas veces dejó a Benjamín, de dos años y medio, bajo el cuidado de sus sobrinas. "La universidad me ha brindado la oportunidad de estar tranquila con mi hijo. Mientras él está en su taller, yo puedo seguir estudiando. No pararé hasta ser licenciada".

Así, en esta guardería, que brinda servicio con personal capacitado, se puede albergar hasta a 25 niños.

Además, se les ofrece actividades lúdicas y estimulación temprana a manera de preparación para el colegio. Una iniciativa que otras universidades deberían imitar.

Incentivan buenos hábitos

- En la guardería de la UMA se están incentivando los hábitos saludables desde la primera infancia, por ejemplo, en la alimentación. Las madres deben enviar la lonchera de los menores en envases de vidrio o bolsas de papel, mas no de plástico. También se impulsa un desarrollo integral del cuerpo, explicó la gerenta general.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.