La escuela es el mejor lugar para aprender, pero no es el único, sostiene Jaume Sarramona López, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona



La escuela es el mejor lugar para aprender, pero no es el único, sostiene Jaume Sarramona López, catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona

La escuela sigue siendo el mejor lugar que tiene un niño, niña, joven o adulto para aprender; sin embargo, debido a los constantes cambios que enfrentan las sociedades, es necesario que sigan aprendiendo a lo largo de su existencia.

Así lo dijo el catedrático emérito de la Universidad Autónoma de Barcelona, Jaume Sarramona López, al indicar que en estos tiempos las transformaciones son aceleradas y las personas nunca están completamente preparadas para el ejercicio de cualquier actividad o profesión.

Durante el Noveno Congreso Internacional de Educación Encinas 2019, el especialista afirmó que es necesario que el concepto "aprender a aprender" se comprenda pues ya no resulta suficiente el aprendizaje único, ni siquiera durante una etapa de la vida.

"El concepto 'aprender a aprender' se caracteriza por el manejo y acceso a la información que cada vez es más sofisticada y diversificada. "Necesitamos estar constantemente aprendiendo y cambiando lo que aprendemos por algo nuevo. Por eso el sistema educativo debe mejorar la manera de aprender".

La escuela, el primer lugar

Samarrona López reconoce que la escuela sigue siendo el primer lugar en donde los docentes ayudarán a cada niño, niña, joven o adulto a tomar conciencia de sí mismo apoyando sus aprendizajes.

Para la inmensa mayoría, el colegio sigue siendo el espacio en donde se aprende, pero fuera de la escuela no hay ninguna institución que sea capaz de organizar, seleccionar y apoyar al educando.

"En la escuela hay una persona, un profesional que nos guía y que, además, es un modelo. Estamos en un mundo en el cual el acceso a la información es fácil. Por lo tanto, cuando más preparado estés, más capacitado te encontrarás para seguir aprendiendo", señaló.

Desequilibrio de aprendizajes

Justamente el acceso a la información puede impactar de manera distinta a las ciudades, agregó. En el Perú existe un gran desequilibrio de desarrollo entre las capitales y centros urbanos principales del resto de naciones latinoamericanas.

Para Samarrona López, las tecnologías y nuevos medios para la enseñanza impactan en los aprendizajes; por eso, anotó, existen muchos países en donde las brechas entre las capitales y ciertos puntos de desarrollo con el interior.

"Pero el acceso a las tecnologías tiene que cerrar estas brechas. Uno de los problemas que afecta el avance en el sistema educativo peruano es la conexión. Una conexión de calidad y que llegue a todos. Lo dice el 60 % de los maestros consultados. El Estado necesita invertir donde más se requiere", subrayó.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.