SUNEDU: UPIG podrá emitir grados y títulos hasta por un plazo máximo de dos años - www.sunedu.gob.pe


SUNEDU: UPIG podrá emitir grados y títulos hasta por un plazo máximo de dos años - www.sunedu.gob.pe

La misma prerrogativa tiene Orval. Ambas se convirtieron en las primeras universidades a las que se les denegó el licenciamiento emitido por la Sunedu afectando a un total de 1,433 estudiantes: La Universidad Peruana de Integración Global (UPIG) se convirtió en la segunda universidad en tener la licencia de funcionamiento denegada por parte de la Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria (Sunedu). La primera fue la Universidad Peruana de Arte Orval a inicios de octubre.

Esta situación ha afectado a cerca de 1,433 estudiantes: 176 de Orval y 1,257 de la UPIG.

Daniel Navarro, director de Grados y Titulos de la Sunedu, explicó a Gestión.pe que tras esta decisión los estudiantes de los últimos ciclos de la UPIG -tomando en cuenta que esta universidad empezó a funcionar desde el 2007- tendrán la posibilidad de acabar su carrera en esta casa de estudios y que incluso podrá emitir grados o títulos hasta por un plazo máximo de dos años.

"La universidad va a poder emitir grados y títulos para los jóvenes que estén concluyendo los últimos ciclos o para los compañeros que deciden terminar en el tiempo establecido, que es de un máximo de dos años. Los estudiantes que continúen podrán recibir su bachillerato y licenciatura los que serán válidos por la Sunedu", afirmó.

¿Qué pasará con los grados y títulos emitidos por esta universidad? Al respecto, Navarro afirmó que los títulos hasta el día de hoy son válidos y no pierden vigencia ni tampoco validez.

"La denegatoria de la licencia implica el inicio de proceso de cese progresivo, que básicamente se orienta a que los estudiantes tengan la opción de continuar sus estudios. En ese sentido, la universidad no debe cesar, lo que implica que no debe interrumpir las clases en el semestre actual y adicionalmente en un plazo máximo de 60 días deberá informar a la Sunedu cual va ser el plazo para el cese de sus operaciones, que puede ser en un máximo de dos años", apuntó.

En este escenario, los estudiantes podrían elegir terminar sus estudios en la UPIG o buscar otra alternativa. "Probablemente los que estén en octavo, noveno o décimo ciclo podrán continuar sus estudios en la propia universidad. No obstante, también tienen la posibilidad de buscar otras alternativas y adicionalmente -en el plazo de 60 días- la universidad con licencia denegada puede empezar a firmar convenios con otras universidades para recibir a sus estudiantes a través de procesos especiales de admisión o traslado", arguyó.

Universidades públicas
Por su parte, el superintendente de la Sunedu, Martín Benavides, explicó que en el caso de las universidades públicas -como la Universidad Nacional Federido Villarreal y la Universidad Nacional La Cantuta- que al no cumplir con los indicadores de calidad para lograr el licenciamiento en una primera etapa, entraron a un plan de adecuación.

"La buena noticia es que ambas universidades cuentan con una plan de adecuación aprobado por la Sunedu. Actualmente están finalizando sus planes y tienen que hacer un informe de cumplimiento del plan de adecuación que Sunedu evaluará y emitirá una opinión, según eso se verá como continúa el proceso de licenciamiento", comentó.

Agregó que independiente del proceso de licenciamiento, se han recogido denuncias de ambas universidades estatales referidos al gobierno corporativo que se "se están investigando". "Más universidades públicas van a entrar a un plan de adecuación", puntualizó.

Universidad Alas Peruanas y César Vallejo, observados

El superintendente comentó que una situación similar ocurre con las universidades privadas. "Por ejemplo,la Universidad Alas Peruanas ha presentado un plan de adecuación, la que todavía no ha sido aprobado por el Consejo Directivo del Sunedu, dado que está en evaluación", agregó. Así, como parte de su plan de adecuación la Universidad Alas Peruanas -añadió Benavides- se ha comprometido a cerrar 30 filiales de funcionamiento. Mientras que en el caso de la Universidad de César Vallejo -de propiedad del excandidato presidencial César Acuña- tuvo que cerrar 45 programas para poder continuar con su proceso de licenciamiento.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.