Universidades con fines de lucro podrían dejar de pagar hasta S/258 millones en impuestos



Universidades con fines de lucro podrían dejar de pagar hasta S/. 258 millones en impuestos

Una sentencia de la Corte Superior elimina tres candados de acceso al crédito tributario a la reinversión para las universidades societarias. Utilizar el beneficio, sin embargo, no garantiza mejorar la calidad: El mercado universitario celebra buenas noticias. La Corte Superior de Justicia de Lima ha declarado nulos -en primera instancia- tres candados de acceso al crédito tributario a la reinversión (CTR). De ratificarse la decisión -y fallos previos respaldan ese escenario-, las universidades privadas con fines de lucro tendrán hasta S/257.8 millones adicionales al año para invertir en sus negocios, según un estimado de la Sunedu.

Las noticias llegan en medio de un proceso de cambios. Mientras que unas universidades han ajustado sus márgenes para adecuarse a las exigencias del licenciamiento, otras toman posición para absorber a las que no podrán seguir operando. Tener más dinero disponible les servirá para apalancar su crecimiento en este nuevo contexto, pero no necesariamente para mejorar su calidad.

La Federación de Instituciones Privadas de Educación Superior (Fipes) -gremio que presentó la demanda de Acción Popular para eliminar los candados de acceso al CTR- optó por no declarar para la elaboración de este artículo.

UNA HISTORIA CONTROVERTIDA

El CTR fue creado en 1996 y, casi desde entonces, ha habido discusiones sobre su vigencia (ver gráfico Historia del CTR). Pero más allá del debate legal, las universidades que más lo han aprovechado -en su versión previa a la Ley Universitaria- aparecen hoy en la cola de los rankings de calidad: la Alas Peruanas (UAP), la César Vallejo (UCV) y la Señor de Sipán.

La UCV, por ejemplo, reportó crédito tributario por S/142 millones entre el 2012 y el 2015, pero aparece en el puesto 33 del ranking SIR 2018, y en el puesto 21 (de 26) del de América Economía. La UAP utilizó S/40.2 millones entre el 2012 y el 2014, y ocupa el puesto 36 del SIR. La Señor de Sipán el puesto 44, tras reportar S/11.4 millones en el mismo periodo. Ninguna de estas alcanzó un puesto en el ranking de América Economía. Además, en el 2014 la UAP y la UCV lideraban la lista de egresados que las empresas no querían contratar, según Ipsos.

Como analizó la revista SEMANA ECONÓMICA, se trata de empresas que privilegiaron la rentabilidad sobre la calidad, mediante la expansión de sus capacidades para recibir alumnos. Entre el 2007 y el 2013, la UAP y la UCV crecieron 174% y 245% en alumnos, según datos de la desaparecida ANR. Abrieron y equiparon nuevos locales gracias a -entre otros factores- el beneficio tributario.





Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.