Saber escribir es una habilidad superior a comprender lecturas (León Trahtemberg)



Saber escribir es una habilidad superior a comprender lecturas (León Trahtemberg)

Desde que se iniciaron las pruebas de inteligencia y luego de aptitud verbal, se ha asumido que las pruebas de comprensión lectora son la mejor herramienta para identificar las competencias correspondientes a la inteligencia verbal de las personas. Fareed Zakaria lo confronta para sostener que mejor predictor es saber escribir, porque refleja la capacidad de pensar y expresar ideas más allá de la simple lectura, que puede ser una producción mecánica y memorística que no garantiza pensamiento crítico ni creatividad. Hacer la conexión entre los pensamientos y las palabras para escribir con claridad obliga antes a pensar claramente. (Fareed Zakaria, In defense of a liberal education, pag 72-77)

Cita a Walter Lippmann diciendo "Yo no sé qué pienso sobre un tema hasta que no escribo al respecto" (Pag.73). Zakaria dice que cuando uno empieza a escribir se da cuenta que las primeras ideas generalmente son un enjambre de ideas parciales sueltas que se van articulando para luego ir tapando los huecos que quedan entre ellas. Escribir obliga a sacarlas a luz. Escribir una primera versión de una columna o ensayo es una expresión de autoconocimiento que le permite aprender sobre qué es lo que uno piensa sobre un tema, si hay una secuencia lógica entre las ideas, y si la conclusión emerge del fluir de los datos y argumentos. En suma, escribir obliga a escoger y traer claridad y orden a las ideas.

La segunda habilidad superior a la comprensión de textos es la de hablar. Articular la comunicación es central a la experiencia intelectual. Implica saber escribir, pero también la habilidad de dar explicaciones verbales persuasivas y presentar las ideas ante otros. Pero ayuda a conocer mejor la mente, filtrar las ideas y expresarlas al mundo externo con alguna forma de arreglo lógico.

La tercera habilidad crítica es la de conversar, que demanda dominar ese arte creativo de traducir los sentimientos en razón y compartirlos con sus compañeros o inclusive extraños.

Ya es hora de dejar de lado los paradigmas del siglo pasado que son "fáciles de corregir y tabular" para empezar a utilizar aquellos que son más relevantes y predictores de las capacidades intelectuales requeridas para ser buenos ciudadanos y aspirar a una exitosa vida académica.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.