El problema no está en los estudiantes, sino en el método de enseñanza, sostiene Jorge Quispe, fundador de CodeHunters Lab


El problema no está en los estudiantes, sino en el método de enseñanza, sostiene Jorge Quispe, fundador de CodeHunters Lab

Ingeniero fundador de la empresa social CodeHunters Lab se ha propuesto enseñar programación digital a jóvenes peruanos de las zonas más alejadas del país: Las matemáticas se encuentran en todos lados. Aprender esta ciencia exacta y maestra permite realizar desde un básico inventario hasta elaborar complejas programaciones que permitan mejorar la vida de las personas. Eso lo sabe muy bien Jorge Quispe, campeón de matemática entre el 2004 y 2007, quien ha obtenido diez premios durante su etapa escolar. Hoy es fundador de CodeHunters Lab, empresa social que brinda talleres de programación digital a jóvenes de bajos recursos amantes de la tecnología y que no han tenido la posibilidad de explotar sus habilidades.

¿Cómo surgió tu interés por las matemáticas?

Mi interés nació de forma natural desde una edad temprana. Siempre me gustaron los números y mi agrado creció más con los concursos. La competencia hizo que mis conocimientos aumentaran y que mi interés por seguir aprendiendo más sea mayor.

¿CodeHunters Lab surge de ese interés?

Cuando estaba en el octavo ciclo de Matemáticas en la universidad participé en un voluntariado donde empecé a enseñar lo que más conocía, temas de programación. Comencé a enseñar cómo crear videojuegos y ahí empezó mi primer contacto con una actividad de voluntariado. En marzo de 2016 nace oficialmente mi emprendimiento social y ahí empiezan las generaciones que nosotros desarrollamos. Ello debido a que el voluntariado perdió continuidad y decidí hacerme cargo de los jóvenes que se quedaron fuera del proyecto social, creando CodeHunters Lab.

¿Hacía dónde han ido orientando su labor?

Apuntamos a adolescentes de 14 y 18 años, de los distritos de Carabayllo e Independencia, los formamos en tecnología, les damos la oportunidad para que desarrollen su talento y puedan competir en eventos de tecnología o empezar proyectos por su cuenta. Eso es lo que hemos ido promoviendo y justamente por eso clasificamos primeros en la Hult Prize at UNI.

En la última prueba PISA, en matemáticas, el Perú sigue por debajo del promedio...

Soy consciente de la situación que la educación del Perú. Estudié en un colegio nacional. Si los profesores tuvieran conocimientos de dónde se aplican las matemáticas, los estudiantes tendrían mucho más claro por qué están aprendiendo determinados temas. Funciones, por ejemplo, puede utilizarse en inteligencia artificial, donde se transforman datos para identificar patrones; si quieren construir un robot que reconozca personas, necesitan saber de matrices.

¿Cuál es el mayor problema?

El problema no está en los estudiantes, sino en el método de enseñanza que usan los profesores para trasmitir conocimientos. Nosotros en CodeHunters Lab tratamos que los jóvenes aprendan con dinámicas lúdicas, cuando se tratan de temas abstractos usamos analogías. Ellos aprenden en corto tiempo y desarrollan un nivel elevado. Varias de las generaciones han ganado premios por los proyectos que han desarrollado en Hackatons a nivel nacional.

¿Qué te motiva a seguir al frente de CodeHunters?

Nosotros nos ponemos por encima del lucro. Cuando veo los rostros de los chicos llenos de felicidad por aprender algo que no sabían o por elaborar algo que está en papel y convertirlo en una aplicación que funciona, me lleno de satisfacción y orgullo. Todo mi tiempo invertido, las horas de caminata bajo el sol (porque tengo que llevar la pizarra, las computadoras que se implementan en el laboratorio), siento que todo vale la pena. Tal vez en unos años ellos serán fundadores de empresas digitales.

¿Qué planes tienen a futuro?

Tenemos conversaciones con la embajada de Estados Unidos, con empresas mineras para llevar nuestro proyecto no solo en Lima, sino en diversos puntos del Perú, sobre todo en zonas alejadas, donde no hay computadoras. Queremos darles la oportunidad de poder desarrollar su talento como emprendedores digitales.

Irán en marzo a Boston a representar al Perú en Hult Prize...

Sí, pero es un sueño que peligra. CodeHunters Lab no tiene suficiente solvencia para poder financiar el viaje. Estamos buscando la manera. Si hay instituciones que puedan apoyarnos con el viaje, estaríamos muy agradecidos.

Sobre Jorge Quispe

Fundador de CodeHunters Lab. Estudió Matemática en la Universidad Nacional de Ingeniería e Ingeniería de Sistemas en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. En 2016, inició actividades en CodeHunters Lab. En 2018, ganó el premio Hult Prize at UNI, concurso mundial de emprendimientos sociales.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.