Los nuevos caminos de desarrollo de los textos escolares (Hugo Diaz)


Los nuevos caminos de desarrollo de los textos escolares (Hugo Diaz)

De un tiempo a esta parte el desarrollo de la industria editorial está sufriendo unos cambios notables. El texto escolar de ahora circula en el mercado educativo no es más el que conocíamos hace dos o tres décadas. El anterior era íntegramente estático en términos de contenido; es decir, lo que estaba incluido en el libro no se modificaba hasta una nueva edición.

Actualmente, con el avance de la ciencia y el aporte de las nuevas tecnologías el texto escolar sufre una constante evolución. Están cargados cada vez más de componentes tecnológicos que permiten a los docentes y estudiantes ampliar más sus referencias y conocimientos sobre un contenido. La información existente en las redes facilita el acceso a conocimientos permanentemente actualizados y a una variedad de recursos para aprender muy amplia.

Por ejemplo, si se quiere aprender historia, los escolares podría acceder a las páginas web de los museos más importantes del mundo, a investigaciones que están colgadas en las redes, a videos, a historias de personales clave de cada una de las etapas de la historia del mundo. Además, no solo podrían trabajarlo solos pues podrían darse fórmulas de hermanamiento de escuelas del país o de otros países para desarrollar proyectos de aprendizaje conjuntos.

Los avances son sustantivos pero aún quedan algunas dudas mayores sobre lo que podría ser el futuro del texto escolar. Una primera es si va a llegar el momento en que tengamos un texto 100% digital. Los cuadernos de trabajo seguirán siendo necesarios, por lo menos para la educación inicial y primaria. Hay un cambio de cultura que también tendrá que darse, no tanto en los niños donde será más fácil, sino en el profesor acostumbrado a la tecnología tradicional. Quizá para adolescentes y jóvenes se podría pensar en un énfasis mayor del texto digital.

En este aspecto hay que pensar igualmente en la ruptura de esquemas culturales. Hasta ahora, en el ámbito universitario, no ha resultado fácil eliminar el texto impreso. Lo mismo, el sabor de leer una novela en material impreso es algo que muchos lectores se resisten a cambiar.

Otra pregunta que plantea el desarrollo del texto escolar es si los textos escolares continuarán siendo concebidos para su uso a nivel nacional, dejando que los docentes hagan las adecuaciones correspondientes a su contexto. Esta pregunta puede conducirnos a dos tipos de reflexión. Por un lado, las competencias y los contenidos de las áreas básicas del currículo tienden cada vez más a globalizarse; es decir, más países del mundo adoptan diseños curriculares con alto grado de similitud en términos de competencias y estándares de aprendizaje, por lo que la concepción y contendido de los textos escolares podría tener un tronco común universal y una parte diversificada orientada a dar respuesta a los contextos locales.

Pero la otra parte de la pregunta que se ha planteado es: hasta qué punto la industria editorial debe seguir la política de producir textos escolares, como es en el Perú, un texto escolar único para cada área y grado de formación. La tendencia que empieza a constatarse es que el texto tienda a personalizarse en función del contexto al que sirve; es decir, podrían haber textos que en parte respondan a demandas regionales, incluso a propuestas curriculares de redes de instituciones educativas. En el Perú hay redes de centros que han empezado a producir su propio material. Es una tendencia que va en aumento y será uno de los grandes cambios que experimente la industria editorial.

Algo positivo de la combinación de lo virtual y lo convencional en el desarrollo del texto escolar es que los niños no tendrán que llevar tanto peso en su mochila todos los días. Parte del material estará en las tablets o laptops, con el añadido que tendrá la característica de ser un material muy atractivo e interactivo.





Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.