Años atrás «la profesión docente gozaba de un amplio prestigio social» www.iadb.org


Años atrás «la profesión docente gozaba de un amplio prestigio social» www.iadb.org

¿Cuántos de ustedes tienen una mamá o una abuela que haya sido maestra de una escuela? ¿Cuántos de ustedes son maestros o tienen un amigo que es maestro de una escuela hoy en día? ¿Cuántos de ustedes quisieran que sus hijos se conviertan en maestros?

Con estas preguntas dimos inicio al Diálogo Regional de Políticas de Educación del Banco Interamericano de Desarrollo que se celebró en Cartagena, Colombia, el 2 y 3 de octubre de este año. Ante la primera pregunta, una gran parte de participantes respondieron afirmativamente. Mientras que solo unos pocos afirmaron tener algún amigo que es maestro, o ser maestros en una escuela hoy en día -incluyendo a Luis Miguel Bermúdez, profesor colombiano y ganador del Premio Compartir Gran Maestro 2017. En respuesta a la tercera pregunta, muy pocos respondieron que les gustaría que sus hijos se convirtieran en maestros.

A pesar de que esta pequeñísima encuesta se realizó solamente a los participantes de este evento, bien podrían ser resultados representativos de una situación que es bastante común en nuestra región. Antes, la profesión docente gozaba de un amplio prestigio social, y era una de las principales alternativas laborales a las que aspiraban las mujeres. Hoy en día, la profesión ha perdido ese prestigio: muy pocas personas quieren convertirse en maestros y los jóvenes más talentosos eligen otras carreras profesionales.





Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.