Señor de Sipán es comparado con Tutankamón, el faraón egipcio, sostiene Arqueólogo peruano Walter Alva


Señor de Sipán es comparado con Tutankamón, el faraón egipcio, sostiene Arqueólogo peruano Walter Alva

Arqueólogo peruano Walter Alva expone hoy en Moscú sobre el Señor de Sipán: El arqueólogo peruano Walter Alva hablará hoy en Moscú, capital de Rusia, sobre el Tutankamón americano, como es conocido popularmente el Señor de Sipán, cuya tumba fue descubierta por él mismo en julio de 1987.

"La gente queda impactada cuando les hablo de las Tumbas Reales de Sipán. Lo comparan con las momias halladas en Egipto y lo llaman el Tutankamón de América", comentó Alva a la agencia Efe.

Walter Alva, que impartirá la conferencia en el Museo Pushkin de la capital rusa, hablará sobre el histórico hallazgo y sobre el museo que se fundó en torno al yacimiento.

"El museo se ha convertido en un icono cultural y turístico en el norte de Perú. Es uno de los más visitados de Perú y, probablemente, de toda América Latina", resaltó.

Enmarcado en el ciclo "Los mejores museos del mundo", el científico peruano explicará a los rusos que la cultura Moche, a la que pertenecía el gobernante hallado en la tumba, data de 1,000 años antes que la Inca (entre los siglos I y VI de nuestra era).

"Los mochicas eran agricultores no expansionistas. Eran una cultura regional, no un imperio, como los incas, que se propagaron por toda Latinoamérica", aseveró.

Alva considera que su esplendor fue posible gracias a la tecnología, en particular la irrigación de zonas tradicionalmente áridas.

"Fueron los vencedores del desierto. Crearon verdaderos oasis. En el siglo VI debió de haber cambios climáticos muy fuertes y al decaer el sistema productivo, el sistema social y político quebró. Los españoles solo encontraron ruinas", apuntó.

Elegido "hombre del año" por la revista National Geographic, Alva encontró intacta la tumba de un gobernante que murió hace unos 1,800 años.

"La tumba contenía los restos del jerarca en un ataúd de madera envuelto con sus atuendos y ornamentos que lo identificaban como el hombre que gobernaba la zona. Además, estaba acompañado de otras ocho personas", explica.

El siguiente paso fue crear un museo para conservar el hallazgo, difundir su importancia y reconstruir la historia de ese pueblo precolombino a través de su arte, su tecnología, estructura social o creencias.

Alva destaca que el museo ha organizado exposiciones y presentaciones en países como Estados Unidos, Alemania, España y Japón.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.