TERREMOTO EN LIMA: Seguidilla de temblores no es síntoma de un sismo de gran magnitud


TERREMOTO EN LIMA: Seguidilla de temblores no es síntoma de un sismo de gran magnitud

La zona central de Lima cuenta con los mejores terrenos para construir, pero con malas edificaciones, explicó ingeniero experto: La posibilidad de vivir en Lima un terremoto de 8 grados es latente debido al largo silencio sísmico que ha envuelto a la ciudad: más de 200 años sin sufrir un fuerte sismo es un largo periodo de acumulación de energía que la tierra necesita liberar.

Por ello, durante los últimos meses la población limeña ha temido que este catastrófico evento se dé. Más aún luego de vivir una seguidilla de temblores que hasta propiciaron la realización de simulacros a nivel nacional y regional.

Sin embargo, según explica el ingeniero Javier Cornejo Almestar, presidente del Capítulo de Ingeniería Civil del Colegio de Ingenieros de Lima, los pequeños y breves temblores registrados en los últimos meses no son síntoma de la llegada de un fuerte terremoto.

"No se puede determinar la fecha y hora en la que se dará un terremoto. Lógicamente las probabilidades son altas por el silencio sísmico, pero los pequeños temblores han ayudado a ir liberando la energía acumulada", indicó.

Esta energía de la que habla Cornejo Almestar, según dice, tendrá que salir de todos modos, pero, la seguidilla de temblores ayuda a que un futuro terremoto sea de menor magnitud: "básicamente los temblores implican la liberación de energía, cuánto más energía se libere, el sismo que se viene será de menor intensidad. No se debe crear pánico en la población, simplemente hay que estar alerta, preparados", dijo el experto.

Informalidad

Los fuertes daños tras un posible sismo de 8 grados en la capital se deberían a las malas construcciones y a los suelos sobre los que las personas han levantado sus inmuebles. Lima, menciona el ingeniero Cornejo, tiene un alto porcentaje de informalidad en cuanto a construcción, en sus distintos distritos.

"Hay mucha informalidad en cuanto a la construcción, muchas obras no son supervisadas por las municipalidades. Eso hace presumir de la gravedad a la que estaría sometida lima tras un terremoto de 8 grados. A eso debemos añadir las edificaciones antiguas, en muy mal estado, que no han recibido mantenimiento durante los últimos años", cuenta Cornejo.

Él menciona que, tras los planos de zonificación que realizó la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI), se sabe que el centro de Lima tiene el mejor suelo para construir en la capital. Mientras que los terrenos en los conos norte y sur, los más vulnerables.

Pero, un buen terreno no garantiza la supervivencia tras un terremoto: "la zona de Barrios Altos, del RÍmac, pese a tener buen suelo tienen construcciones que no han tenido en los últimos años mantenimiento alguno: allí las cosas pueden ser muy graves", finalizó.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.