Aerolínea Latam Perú dejó de pagar US$ 1,341 millones por exoneraciones tributarias, gracias a ley que impulsan Congresistas fujimoristas


Aerolínea Latam Perú dejó de pagar US$ 1,341 millones por exoneraciones tributarias, gracias a ley que impulsan Congresistas fujimoristas

Aerolínea chileno-brasileña fue la más beneficiada por Ley 29624, que se restablecería si el Congreso de la República aprueba en segunda votación un proyecto de ley que impulsa el fujimorismo: Aunque Latam Airlines Perú ha negado beneficios de la ley que establece el régimen de admisión temporal de aeronaves y material aeronáutico -que estuvo vigente hasta el 2015 y se restablecería si el Congreso aprueba en segunda votación un proyecto de ley promovido por el fujimorismo- la Sunat informó que por eso la aerolínea dejó de pagar al fisco US$ 1,341,452,468.95.

Otras 65 empresas se acogieron también a los beneficios de la Ley 29624 que exoneraba del pago de tributos a las empresas dedicadas al transporte aéreo de pasajeros y cargas y dedicadas a la aviación comercial, con lo cual el subsidio le costó al país exactamente US$ 1,767,529,430.16.

No obstante, estas empresas tuvieron una exoneración de impuestos mucho menor. La que le sigue a Latam Perú es Trans American Airlines (Ex Taca Perú) que tuvo una dispensa tributaria de US$ 255,857,770.88.

Las cifras las dio el superintendente de Gestión y Control Aduanero Gustavo Romero Burga, a través de un informe que remitió en junio pasado al congresista de Nuevo Perú Horacio Zeballos, a propósito del proyecto de ley 551 que el fujimorismo impulsó y logró que se aprobara la semana pasada, pese a los cuestionamientos del Ministerio de Economía y Finanzas.

Aunque el dictamen aprobado no incluye a las grandes empresas entre los beneficiarios, aún así es perjudicial para el país y un pésimo precedente, según el legislador Zeballos, para quien existe un "lobby empresarial" en el que Latam Perú sigue siendo la mayor beneficiaria.

No le falta razón. Según advirtieron fuentes del Ministerio de Economía y Finanzas a pesar de que el ámbito de proyecto está limitado a la micro, pequeña y mediana empresa, los beneficios tributarios crean incentivos al fraccionamiento y atomización de las empresas ya existentes con el fin de no pagar tributos.

Es decir, una gran empresa podría crear una división de reparación con un RUC distinto y a partir de ésta realizar la importación temporal por 5 años y luego comprar aeronaves.

Zeballos sostuvo que la norma aprobada durante el gobierno pasado ya no tiene razón de ser porque el mercado comercial de la aviación es boyante y desde el 2015 no se ha observado una reducción de la actividad aeronáutica, sino todo lo contrario. En el 2016 el flujo de pasajeros en vuelos nacionales creció en 9%.

En todo caso, dijo, si se trata de incentivar a las empresas para que presten servicios en ciertas zonas del país donde la aviación comercial es incipiente, se puede pensar en otros mecanismos, pero no en la exoneración de impuestos", dijo el legislador por Huancavelica donde, paradójicamente, no hay aeropuerto.

Según Latam, no pagó IGV porque nunca compró avión con ley peruana

Antonio Olórtegui, gerente de Asuntos Corporativos de Latam Airlines Perú, reconoció que la aerolínea no pagó IGV por cinco años, pero eso fue porque se acogió a la Ley 29624. Por ello rechazó que se diga que se benefició con una millonaria exoneración.

"Optamos por el régimen de internamiento temporal, que no grava IGV. Este impuesto se paga solo si hay internamiento definitivo", dijo. De esta manera admitió que durante los años que Latam opera en Perú nunca compró un avión por el que haya pagado IGV en el país.

Sin embargo, entre el 2010y el 2015 la aerolínea de capitales chilenos concentró el 75% del valor CIF (costo de origen , flete y seguro) de aeronaves, partes, piezas, repuestos y motores, y el 2016 ese porcentaje subió a 90%.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.