Suspenden huelga pero piden que no haya sanciones


Suspenden huelga pero piden que no haya sanciones

Maestros interrumpen paralización, pero exigen que Ministerio de Educación y gobiernos regionales no despidan ni descuenten a los profesores que participaron en la protesta. Deciden formar sindicato propio: Los maestros exigen que no haya despidos ni descuentos para reanudar las clases, según el acuerdo de sus dirigentes para suspender la huelga. Ellos aseguraron que el regreso a las aulas dependerá de que haya este compromiso del Ministerio de Educación en Lima y de los gobiernos regionales en el interior del país.

"Esta lucha recién empieza", adujo Pedro Castillo, líder de la protesta, a maestros agrupados en la Plaza Dos de Mayo, en el Cercado de Lima.

Alegó que "por nuestros estudiantes, nuestros padres, por el pueblo en conjunto, el congreso nacional (de los huelguistas) decidió suspender temporalmente la huelga".

"Se concentrarán el lunes en cada una de sus regiones para garantizar con sus gobiernos regionales que cese la represalia económica, administrativa, laboral... Cuando tengamos eso, inmediatamente regresaremos al seno de la escuela. En Lima, igual", dijo.

Luego del anuncio, su compañero Edgar Tello, dirigente de la base de Lima, precisó la necesidad de este compromiso de los gobiernos regionales en el interior y del Ministerio de Educación en la capital.

"No represalias administrativas, remunerativas para confirmar el compromiso que tenemos los maestros de recuperar (clases)", indicó.

Sobre los descuentos ya aplicados, alegó que "es parte de la conversación que debemos tener con el gobierno regional para nosotros cumplir".

Si no hubiera ese compromiso, consideró que "veríamos que la autoridad no tiene interés de recuperar las clases; por el contrario, tiene interés de hacer perder las clases".

La suspensión de la huelga fue decidida en la madrugada del sábado, en un congreso de dirigentes iniciado el viernes. Los anuncios de despidos, que empezarían la próxima semana, habrían pesado en la decisión. La semana pasado, el gobierno dio un decreto para reemplazar a docentes directamente si los gobiernos regionales no daban este paso.

Los ánimos atizados por detenciones y muertes que atribuyen a la represión policial apuntaban a seguir la protesta, hasta con huelga de hambre. Sin embargo, la mayoría de dirigentes, de 17 regiones, votaron por suspender el paro, y solo ocho por seguir.

Además, acordaron buscar la inscripción de un nuevo sindicato de maestros. Con esto, esperan que el gobierno se siente con sus líderes, como Castillo, en una futura pugna. Como paso inicial, al denominado Comité Nacional de Lucha lo convirtieron en un Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de las Bases Regionales.

Por reconocimiento
Los dirigentes liderados por Pedro Castillo acordaron formar un sindicato aparte del Sutep que controla Patria Roja. De este modo, buscan robustecerse para futuras protestas.

Con arengas y letreros, docentes anunciaban una vuelta "con más fuerza".

Castillo y los maestros hicieron silencio por los profesores que perdieron la vida. La ministra Marilú Martens aseguró que no había fallecido por represión.

Los maestros Diego Asto y Eder Ramos fueron liberados con comparecencia.

Varios maestros se mostraron hostiles con los periodistas. La reportera Romina Caballero, de Canal N, denunció que un reguardo de Castillo le asestó un puñete. El mismo Castillo arengaba contra la prensa y varios expresaban simpatías con periodistas y medios señalados por afinidades al fujimorismo.

Ministra confía en que clases se reinicien mañana en todo el Perú

La ministra de Educación, Marilú Martens, saludó la suspensión de la huelga y llamó a los docentes a que retomen labores mañana mismo.

"Este lunes trabajemos con mucha más energía y compromiso porque nuestros estudiantes nos esperan. ¡Todos a clases!", declaró a los reporteros.

Luego, invocó a las unidades de gestión educativa local (UGEL) y las direcciones regionales de educación a aplicar planes de recuperación de clases. Resaltó que 16 regiones ya han presentado sus propuestas.

Anotó que la huelga llegó a 53 días en la región en que más tiempo duró. "Es el momento de dejar atrás las diferencias y juntos trabajar por la educación", agregó.

Después, aunque afirmó que "el dialogo continúa abierto", recalcó que las negociaciones con el ministerio ya terminaron y que debían instalarse mesas técnicas con gobiernos regionales para los otros pedidos.Al final, resaltó beneficios otorgados por el gobierno y ratificó que seguirán con sus evaluaciones.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.