Científicos logran demostrar que pasaje bíblico sí ocurrió hace 2600 años


Científicos logran demostrar que pasaje bíblico sí ocurrió hace 2600 años

Un pasaje de la Biblia, escrito en el Libro de Jeremías, fue corroborado por arqueólogos: lograron demostrar que el hecho es real y ocurrió hace 2600 años: Una excavación en la Ciudad de David, en Israel, permitió demostrar que un pasaje de la Biblia es real. Tras años de investigación de científicos y arqueólogos, este hallazgo confirma la veracidad del relato bíblico de la captura, la quema y la conquista de Jerusalén por parte del Rey de Babilonia.

El medio local The Times of Israel da cuenta de que se han encontrado objetos, de 2600 años de antigüedad, dañados por el fuego y algunos completamente quemados. El arqueólogo Joe Uziel aseguró que las capas de ceniza de carbón ayudan a comprender el acto de destrucción que se narra en las escrituras.

Entre los hallazgos, el grupo de científico descubrió una estatua de marfil de una mujer desnuda -en principio egipcia- y tarros de cerámica con un sello de un rosetón que fue de uso real durante la última década antes de la caída del primer templo.

"Estos sellos son característicos del final del período del Primer Templo y fueron usados para el sistema administrativo que se desarrolló hacia el final de la dinastía de Judea. La clasificación de los objetos facilitó el control, supervisión, recolección, comercialización y almacenamiento de los rendimientos de los cultivos. El rosetón, en esencia, reemplazó el sello real usado en el sistema administrativo anterior ", dijo el codirector de la Autoridad de Antigüedades de Israel, Ortal Chalaf.

¿Qué narra la Biblia exactamente?
Según las descripciones bíblicas, en 586 a.C, el rey babilonio Nabucodonosor venció al rey judeo Sedequías y arrasó Jerusalén. Jeremías 52:13-34 narra que el capitán babilónico Nebuzaradán fue a la ciudad y "quemó la casa del Señor y la casa del rey y todas las casas de Jerusalén y prendió fuego todos los edificios grandes".

Esta semana, la Autoridad de Antigüedades de Israel halló allí huesos, semillas de uva, una diminuta estatua, madera y cerámica todos quemados. Además, estaban cubiertos de capas de cenizas

La excavación descubre que las capas de carbón quemado han preservado el suelo y los utensilios, aunque también demuestra que no todos los edificios fueron destruidos en un solo evento. "Parece que algunos fueron destruidos y otros abandonados y abandonados", dijo Uziel.

El funcionario israelí explicó que estos nuevos descubrimientos se correlacionan con los presentados por la arqueóloga británica Kathleen Kenyon, que excavó el sitio durante siete temporadas en la década de 1960 cuando todavía estaba bajo control jordano y encontró el edificio del primer templo allí.











Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.