Lo que hay detrás de la huelga de docentes [INFORME] www.elcomercio.pe


Lo que hay detrás de la huelga de docentes [INFORME] www.elcomercio.pe

Paralización en el Cusco ha cumplido 45 días y el diálogo se ha estancado. El Ministerio del Interior acusó a grupos radicales de infiltrarse en regiones del sur: "Los alumnos del Cusco están en riesgo de perder el año escolar", se ha escuchado decir a la ministra de Educación, Marilú Martens, desde hace dos semanas. La advertencia (y preocupación) fue respaldada también por el primer ministro Fernando Zavala. Sin embargo, los maestros que están en huelga desde hace 45 días en esa región no han cedido en sus demandas.

Además de Cusco, en por lo menos otras 9 regiones se sienten con fuerza los efectos de la huelga. Según el Ministerio de Educación (Minedu), estas son Puno, Apurímac, Ayacucho, Cajamarca, Lima provincias, Junín, Moquegua, Madre de Dios y Huancavelica.

El Minedu asegura que solo el 20% de los profesores de todo el país (unos 94 mil) acata la huelga, pero en la última semana, las protestas se tornaron más violentas en algunas regiones del sur. Los profesores en huelga intentaron tomar los aeropuertos de Arequipa, Ayacucho, Junín y Puno. Antes, fue atacado el cerco perimétrico del aeropuerto del Cusco. En estas zonas también se bloquearon las vías principales lo que generó, incluso, enfrentamientos con la policía.

El ministro del Interior, Carlos Basombrío, ha responsabilizado a las dirigencias ultrarradicales de grupos que buscan legitimarse para disputar posiciones de poder con el Sindicato Unitario de Trabajadores en la Educación del Perú (Sutep). Basombrío señaló que se trataría de profesores del Comité Nacional de Reorientación y Reconstrucción del Sutep (Conare), agrupación vinculada con el Movadef, movimiento de fachada de Sendero Luminoso.

El Minedu ha informado que solo continuará el diálogo con los representantes del Sutep y los SUTE regionales.

-Sindicato dividido-
El único sindicato reconocido ante el Ministerio de Trabajo (Mintra) y el Minedu como interlocutor válido de los maestros del sector público es el Sutep. Actualmente, cuenta con más de 180 mil afiliados.

Ricardo Cuenca, experto en educación, recuerda que este gremio se fundó en 1972 con la participación de Patria Roja, el Apra y otros partidos políticos menores.

Sin embargo, en el 2003 los sectores de maestros inconformes con la hegemonía de Patria Roja formaron el Comité Nacional de Reorientación y Reconstitución del Sutep (Conare). En el 2007 se dividen en Conare Movadef y Conare Proseguir, ambos de filiación senderista. "Los de Proseguir son los que querían continuar con la lucha pese a que Abimael Guzmán cayera preso y los de Movadef decían que había que seguir con la lucha no desde la violencia sino por acuerdos", refiere Cuenca.

Desde ese año, estos sectores radicales han protagonizado huelgas violentas, como la del 2012 en contra del proyecto de Ley de Reforma Magisterial, en la que se evidenció la división entre el Sutep, Conare y los SUTE regionales. Estos últimos, según el Minedu, son los sindicatos reconocidos por los gobiernos regionales. Sin embargo, en opinión del especialista en educación, Idel Vexler, estos SUTE regionales también estarían siendo alcanzados por grupos radicales como el Conare.

"Esto no es novedad. Como los radicales no pueden alcanzar la dirección nacional del Sutep, han optado por tomar los sindicatos regionales", indica.

Según el secretario general del Sutep, Alfredo Velásquez, esta situación se estaría dando en los SUTE del sur, en donde se han producido los actos vandálicos. En conferencia de prensa, Velásquez deslindó al Sutep de estos hechos violentos y aseguró que el objetivo de los dirigentes del Cusco, Puno, entre otras regiones, es político, para lograr un posicionamiento con miras al proceso electoral municipal y regional del próximo año.

-Los intereses-
Para Cuenca, los intereses políticos son un punto fuerte detrás de las marchas del Conare y grupos como Puka Llacta (que derivó de Patria Roja). Sin embargo, asegura que también hay un deseo de poner en evidencia la debilidad del Minedu respecto a la reforma de maestros. "Hubo un esfuerzo de Saavedra y Salas en mejorar el diálogo pero creo que se soltó la cuerda", opina.

Y por su parte, Idel Vexler considera que mientras los huelguistas no modifiquen su plataforma "inviable" y el Minedu no ofrezca mejoras sustantivas en los sueldos de los docentes, los únicos perjudicados seguirán siendo los alumnos.





Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.