MINEDU: Es totalmente falso que el currículo contenía cosas sobre ideología de género, sostuvo la Ministra de Educación Marilú Martens - www.minedu.gob.pe


MINEDU: Es totalmente falso que el currículo contenía cosas sobre ideología de género, sostuvo la Ministra de Educación Marilú Martens - www.minedu.gob.pe

Ministra de Educación. Exdirectora de la Dirección General de Servicios Especializados (Digese) del mismo sector. Exdirectora del Colegio Mayor Secundario "Presidente del Perú". Educadora con una maestría en psicopedagogía de la Universidad Andrés Bello de Chile: Marilú Martens asumió el cargo de Ministra de Educación después de que su antecesor, Jaime Saavedra, fuera vapuleado y, luego, censurado por el Congreso de mayoría fujimorista. Sin embargo, decidió bancarse la responsabilidad de llevar adelante las reformas de la gestión anterior, varias de las cuales han sido objeto de durísimos ataques de los sectores conservadores.Esta entrevista se realizó con un pie en el avión, pues la ministra debía partir rumbo a Arequipa, a participar en el Tercer Gabinete Binacional Peruano-Colombiano. Por suerte, llegó a tiempo.

Ministra, ya tiene más de un mes en el portafolio. ¿Cuál es el balance?

Positivo. Bueno, yo soy de la gestión. Entonces, es una continuidad. Claro, es diferente ver una parte que ver lo grande que es este ministerio, pero hemos podido ya marcar los puntos fuertes que vamos a trabajar a partir de esta nueva gestión. Ya tenemos las prioridades o las fortalezas de la agenda...

¿Que son cuáles?

Vamos a ponerle mucha fuerza a todo lo que es educación rural; a fortalecer la calidad en educación secundaria; a lo que es calidad y acceso en educación inicial; y sobre todo a la autonomía en las escuelas...

Si tuviéramos que hablar de su aporte personal, el elemento diferenciador de la gestión del ex ministro (Jaime) Saavedra, ¿cuál sería?

He trabajado muy de cerca con el ministro Saavedra. Compartimos muchos objetivos comunes, pero podría decir que, para mí, el estudiante es el centro de la reforma. Tengo esa obsesión por estar cerca del estudiante.

Como educadora, es como su "deformación profesional"...

Aunque el ministro Saavedra también ha sido profesor. Digamos que yo desde siempre he estado trabajando en el aula. Entonces, tengo al estudiante en el principio, al final, al costado y en la mente...

Una inquietud personal: después de lo ocurrido con el ministro Saavedra (su censura por parte de la mayoría fujimorista en el Congreso), ¿cómo tuvo las agallas de aceptar este encargo?

(Risas) Porque soy una apasionada de la educación, porque quiero a mi país y porque creo que lo que el ministro Saavedra, como amigo que es, siempre nos hubiera dicho: Sigamos trabajando por el Perú. Y por eso estamos todos acá. Y ojalá que todos sigamos con ese mismo empuje y trabajemos por mejorar las condiciones de la educación de nuestro país.

Al asumir el ministerio, ¿no sintió algún desánimo en su equipo, esta sensación de que "hagamos lo que hagamos lo va a cambiar el Congreso"?

No. Desde un primer momento todo el equipo dio su apoyo, incluso las personas que ya no estuvieron llamaron a brindar todo su apoyo. Desde que Jaime dejó el Ministerio de Educación, lo positivo que se pudo ver es que todos priorizaron en su agenda la educación del Perú.

El currículo nacional ha sufrido muchos ataques por parte de las fuerzas conservadoras. ¿Se va a modificar algo a raíz de esto?

El Currículo Nacional es un documento que hemos construido todos los peruanos, liderado por el Ministerio de Educación, durante cuatro años. Es un documento que se ha construido con técnicos, académicos, padres de familia, directores, docentes, estudiantes. Es un documento que ha estado publicado durante meses en la web, que ha recibido más de cincuenta mil comentarios y contribuciones, y finalmente se construyó, se publicó y se va a implementar a partir de este año...

¿Ya es inalterable?

Ningún documento de educación es inalterable. Son documentos vivos, que son perfectibles y están sujetos a evaluación. Todos estos comentarios que hemos recibido, no solamente por el tema de género, sino por otros motivos, siempre son escuchados. Ahora, estamos ya con este gran reto del 2017, que es la implementación del currículo...

¿Pero ha habido algún cambio concreto a raíz de estas críticas?

¿Cambios? No hemos hecho cambios. Lo que hemos hecho es muchas mesas de diálogo y estamos muy abiertos para esclarecer cualquier inquietud y poder informar, sobre todo a los padres, que pueden estar mal informados, de qué se trata el currículo, sobre todo el enfoque de género, que es el que ha causado malas interpretaciones y malas informaciones.

En ese sentido, ¿cuál ha sido la deformación más gruesa que ha tenido que aclarar el ministerio?

Que el currículo contenía cosas sobre ideología de género, que es totalmente falso. El currículo lo que contiene es un enfoque de género que es igualdad de oportunidades, deberes y derechos entre hombres y mujeres. Y lo que tiene el currículo son las once características del perfil del peruano, el ciudadano, que a lo largo de toda la educación básica queremos formar.

¿Es verdad, como dijo el congresista Humberto Lay, que se ha retirado la unidad de aprendizaje "No todo es rosado y celeste" (uno de los puntos más criticados en la campaña ConMisHijosNoTEMetas)?

Esos eran algunos textos del 2014 que no han sido incluidos en el 2017. Inclusive hay una resolución del ministro Saavedra que se publicó antes de su salida, de cuáles eran los materiales que nosotros estábamos publicando para este año. Ese material no existe para el 2017...

¿Se sabe si se retiraron en atención a las protestas?

No, no estuvo. Eran unas guías de tutoría. Es decir, material para que los tutores trabajaran con los chicos, pero es material del 2014 que ya está en desuso.

Usted ha dicho que ha estado hablando con todos los sectores. ¿Entre ellos ha estado gente del movimiento de ConMisHijosNoTEMetas?

Sí, por supuesto. Hemos recibido acá, en el despacho, a varias personas de esos movimientos. Algunos movimientos más dispuestos a escuchar que otros, pero a todos les hemos explicado exactamente lo mismo: que el currículo nacional, lo que promueve, es un enfoque de igualdad de oportunidades, deberes y derechos, entre hombres y mujeres. Y, además, promovemos, un ambiente de respeto, de tolerancia, de valoración de la diversidad, de los unos con los otros dentro de las escuelas y, además, reconocemos a la familia como el primer formador del estudiante, del niño y de la niña. Nosotros, en el Ministerio de Educación, somos un complemento de la formación de los estudiantes.

¿Usted tiene una posición personal frente al debate de si existe o no existe la ideología de género?

No sé. Mira, yo soy madre, tengo hijos, yo los he criado en un mundo de respeto, donde no he aceptado la discriminación, donde he fomentado siempre el respeto por los demás. Estos son los valores con los que he crecido y también he formado a los miles de estudiantes que he tenido a lo largo de mi vida profesional.

¿Usted, particularmente, es católica?

Yo soy católica.

Lo digo porque monseñor (Juan Luis Cipriani), la cabeza de la Iglesia en Lima, dice que sí hay una ideología de género y que está mal...

No sé, ah. No sé...

Ahora, usted, rescatando una frase del exministro Saavedra ha dicho que está segura de que en este gobierno la educación está priorizada. ¿Realmente lo está y cuándo se van a ver los resultados?

Yo creo que ya podemos verlo. Tenemos un quinto del presupuesto nacional. Tenemos a un tercio de la población peruana a la que debemos atender. Tenemos grandes avances, grandes logros que ya podemos medir. Somos el país que más creció en la evaluación Pisa en Latinoamérica en las tres competencias que se miden (lectura, matemáticas y ciencias). Yo creo que ya estamos avanzando. Tenemos una ley de la reforma magisterial con mejoras, profesores que están siendo ya evaluados en su desempeño, tenemos avances que ya podemos palpar. Yo creo que eso demuestra que sí hay una priorización.

Me imagino que se aspira a ampliar ese presupuesto. ¿Con qué presupuesto aspiraría a que el gobierno deje el sector educación?

Lo óptimo sería incrementarlo hasta llegar hasta los presupuestos que hoy día tienen los países vecinos. Nosotros estamos en el 3.9% , pero necesitamos eso para poder llegar a nuestras prioridades, que son mejorar la educación rural, mejorar la calidad en educación secundaria, y poder -en acceso y en calidad- llegar a nuestros estudiantes de inicial. Hoy día, por ejemplo, no llegamos al 70%.

¿Solo siete de cada diez niños de tres años tienen acceso a nivel nacional?

Claro. Y si tú te pones a pensar, la edad más importante de los estudiantes es justamente en este período de educación inicial, cuando el cerebro tiene la oportunidad de desarrollar su mayor potencial. Entonces, tenemos que poner mucho énfasis allí...

¿Qué medidas se están tomando para ser más competitivos en la prueba Pisa?

Una de ellas es justamente mejorar la calidad en secundaria. Mira, cualquier reforma educativa va a ser solo posible en la medida de que el actor y aliado más importante esté fortalecido, y este es nuestro docente. Estamos trabajando por fortalecerlos mejorando no solo en la línea de carrera a través de la ley que se aprobó hace un par de semanas en el Congreso, sino con un programa de desarrollo profesional. Ellos tienen programas con los que pueden mejorar y fortalecer sus competencias, tanto en el aula, como también competencias que les permiten ocupar cargos de directores o de directivos en unidades de gestión descentralizada, y poder conocer, además, todo el sistema educativo en el aula, en la escuela y fuera de esta.

Hay todo un debate entre pedagogos. Algunos dicen que la prueba Pisa no es realmente un indicador demasiado confiable de la calidad de la educación. Usted como educadora, más que como ministra, ¿qué valor le da?

Bueno, la prueba Pisa es un instrumento internacional de una institución reconocida mundialmente (la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos). Yo le doy todo el valor que tiene y, además, dentro de las tres competencias que mide están las competencias transversales. Por ejemplo, la lectura. Si nosotros no tuviéramos la capacidad de entender es muy difícil que pudiéramos desarrollar cualquier otra competencia que quisiéramos para cualquier otra disciplina. No miden de repente otras competencias que son importante para la vida, pero estas son las básicas para poder desarrollarnos dentro de cualquier otra disciplina.

Finalmente, ¿por qué aporte le gustaría que se recuerde su gestión?

Como una persona de mucho compromiso. Como una persona que quiere a su país. Como una persona que cree que la educación es la que genera cambios. Y como una persona que quiere que todos los niños del Perú tengan la educación que mis propios hijos tuvieron.




Recibe directamente las noticias ingresando tu correo:

(Le llegará un mensaje para confirmar la suscripción.)
Con tecnología de Blogger.